Ceuta -- "Si no hacemos nada corremos el riesgo de no poder pagar las nóminas o destruir empleo"
31 de Enero de 2012

- El presidente dice que los recortes "no son un capricho ni una imposición" sino "una respuesta razonable" a la situación económica "que exige sacrificios justificados"

- Vivas dice que la eliminación de las jornadas partidas y especiales no afecta a "ninguna retribución básica" y limita a "un 30%" del personal del Ayuntamiento el porcentaje de perjudicados


Después de la reunión del Comité Ejecutivo del PP Regional y de la asamblea de compromisarios para el próximo Congreso Nacional que ha acogido este martes por la tarde la sede de los Populares ceutíes, el presidente de la formación y del Gobierno local, Juan Vivas, ha comparecido ante los medios para responder a las críticas políticas y a las protestas y movilizaciones sindicales que han seguido al anuncio de los recortes con los que pretende ahorrar 8 millones este año.

"Espero que impere la responsabilidad y la cordura porque sobre esas bases se han planteado los acuerdos alcanzados en el Consejo de Gobierno, que no son ni un capricho ni una imposición sino una respuesta razonable, siempre sometida al diálogo, a la necesidad de asegurar el equilibrio presupuestario de la Hacienda pública, de reducir la deuda y de no destruir empleo", ha iniciado su respuesta a los medios.

Según Vivas, recortar gastos es una necesidad "irrenunciable" tanto aquí como el resto de España y de Europa. "Hay que reaccionar porque la pasividad conduciría a poner en riesgo los servicios públicos fundamentales y el empleo", ha advertido el político, quien ha subrayado que todo esto "no es una película". "Estamos viendo en otros países y en otras Administraciones del país situaciones a las que no queremos llegar y nosotros tenemos la responsabilidad de hacer lo que se debe hacer para evitarlo", ha dejado claro.

"Las medidas planteadas exigen sacrificios, pero no injustificados", ha ampliado. Sobre los dos asuntos que más ampollas han levantado, la supresión de las jornadas partidas y especiales y la "homogeneización" de salarios en las empresas municipales, Vivas ha querido ser más claro de lo que lo fue ayer su consejero de Hacienda.

"No se va a tocar ninguna retribución básica ni ningún complemento estable como el de antigüedad o el de destino, sino los circunstanciales, aunque se hayan prolongado en el tiempo, como las jornadas especiales o partidas y las horas extraordinarias", ha precisado el presidente de la Ciudad, que ha cifrado en "un 30%" del personal del Ayuntamiento el que se verá afectado, muy lejos del "70 ó 80%" que habían apuntado unas horas antes los sindicatos.

A juicio de Vivas, la respuesta a las dificultades económicas "puede ser traumática o como la estamos planteado aquí, sin expedientes de regulación de empleo ni cierres de empresas ni despidos". "Nuestra propuesta, que está abierta al diálogo con los sindicatos pero que está muy meditada y sopesada, es necesaria, justa y solidaria porque no podemos quedarnos al margen", ha apelado a la comprensión de los perjudicados.

"A veces uno tiene que hacer de la necesidad virtud"

Preguntado por algunas de las críticas de oposición y sindicatos, Vivas ha reconocido que "quizá se pudo hacer mejor" la comunicación a esos agentes de los acuerdos adoptados en el Consejo de Gobierno y ha asumido que "es posible que tendríamos que haber tomado antes medidas para alcanzar objetivos como la equiparación de salarios por el mismo trabajo".

"A veces uno tiene que hacer de la necesidad virtud, y si nos encontramos con una virtud desatendida ahora debemos satisfacer una necesidad ineludible con ella", ha argumentado el presidente, que se ha mostrado dispuesto a hacer lo que sea para acabar con "agravios comparativos" como el que haya dos trabajadores en la misma oficina "y uno gane un 25% más por trabajar una hora de más mientras que el otro, aunque quiera, no puede hacerlo".

El presidente también ha advertido de que "habrá que ver" a qué documentos se refieren las centrales sindicales cuando dicen que ya han pactado con Recursos Humanos nuevos Convenios Colectivos y Acuerdos Reguladores para el personal de la Asamblea y al momento en el que estos se cerraron, si así fuera, dejando una evidente puerta abierta a la necesidad de reformularlos atendiendo a la situación económica conocida tras la "desagradable" noticia de que el déficit público nacional se fue al 8% en 2011, dos puntos por encima de lo previsto.

Ver Galería