(Ceuta) ► CSIF acusa al Gobierno local de apartar de sus tareas a los controladores del servicio de limpieza
03 de Septiembre de 2015

El sindicato denuncia que los funcionarios han sido orillados en favor de directores técnicos nombrados a través de las empresas municipales. CSIF pone como ejemplo de la situación denunciada el hecho de que los controladores no dispongan de impresora desde hace seis meses.

El sindicato CSIF ha acusado al Gobierno de la Ciudad de mantener apartados de sus tareas a los cuatro funcionarios encargados del control e inspección del servicio público de limpieza. A través de un comunicado de prensa, CSIF revela que desde comienzos de 2013 las funciones de supervisión, control y fiscalización de la gestión de la limpieza, cuya concesionaria es la empresa Trace, son ejercidas por personal ajeno a la Administración. El sindicato explica que estas funciones están siendo desempeñadas por directores técnicos nombrados a tal fin a través de encomiendas de gestión otorgadas a empresas municipales.

La acusación se produce días después de que el portavoz del Gobierno, Jacob Hachuel, expresara públicamente el descontento de la Ciudad con la calidad del servicio prestado por la empresa Trace. Hachuel aseguró que esta impresión estaba fundada en los informes elaborados por los controladores encargados de la supervisión del servicio. “El Gobierno miente –reprocha el sindicato en su nota- Entre otras cosas, porque desde febrero de este año los controladores no disponen de impresora, por lo que es imposible que pueda mostrar un solo informe firmado por uno de ellos”.

Falta de confianza

CSIF mantiene que el problema reside en la nula confianza que el Gobierno mantiene en los controladores debido a su independencia de criterio y a su reivindicación, mantenida durante dos décadas, de que se les otorgue un nivel profesional que la Administración se resiste a reconocerles.

Además, la organización sindical asegura que la Ciudad todavía no ha creado el órgano competente para la fiscalización del contrato de limpieza, una instancia en la que deberían estar integrados los controladores. Según CSIF, la Ciudad ha duplicado las funciones de los controladores en la figura de los directores técnicos, algo que, a su juicio, supone una vulneración de la ley.

CSIF ha anunciado que estudia llevar a los tribunales la situación generada en torno a estos funcionarios. “Si la Ciudad pretende fiscalizar con seriedad el trabajo que realiza la adjudicataria, deberá previamente dotar de la suficiente autonomía, consideración y jerarquía el servicio de controladores del servicio público de limpieza viaria y de recogida de residuos domésticos, o de otro modo, estaremos ante otra tomadura de pelo”, concluye el sindicato.

ceutaactualidad.com

Ver Galería