Aprobada la norma que “recomienda” el horario lectivo y no legisla el horario lectivo homólogo para todas las Comunidades Autónomas
CSIF comienza una campaña para exigir a las Comunidades Autónomas comenzar a negociar la reducción del horario lectivo, para recuperar la situación anterior a la crisis y devolver a la Educación lo que durante estos años ha sido recortado.
22 de Febrero de 2019

CSIF LAMENTA QUE UNA VEZ MÁS EL JUEGO POLÍTICO AFECTE AL PROFESORADO Y AL SISTEMA EDUCATIVO

Aprobada la norma que “recomienda” el horario lectivo y no legisla, como exigía el sindicato, el horario lectivo homólogo para todas las Comunidades Autónomas

Como CSIF viene denunciando desde su aprobación, el Real Decreto 14/2012 significó un ataque a las condiciones laborales del profesorado al aumentar el horario lectivo y las ratios y al prolongar las sustituciones de las bajas hasta no pasados 10 días lectivos. Este ataque a las condiciones laborales tuvo consecuencias nefastas para nuestro Sistema Educativo: pérdida de docentes en los centros educativos, aulas masificadas y sobrecarga en la labor docente.

Si bien es cierto, a pesar de que debido a la presión y negociación se habían paliado algunos aspectos de esta norma, CSIF consideraba que tenía que ser derogada en su totalidad y así seguía exigiéndolo. Así, acogíamos de buen grado la iniciativa del Ministerio de Educación de derogación de esta norma, mediante la presentación de un Proyecto de Ley bajo el título de ‘Mejora de las condiciones para el desempeño de la docencia y la enseñanza en el ámbito de la educación no universitaria’.

Como ya dijimos en nota de prensa el pasado 7 de febrero, si bien nos felicitábamos de la eliminación de la norma del aumento de ratios y de dar posibilidad de que se pudiera sustituir desde el primer día, a CSIF no le satisfacía que el Ministerio no tomara las riendas de la recuperación y no legislara el horario lectivo del profesorado de manera homogénea, dejando todo en manos de las Comunidades Autónomas, sin ninguna concreción ni referencia de horas lectivas. Así el texto decía: “Las Administraciones Públicas con competencias educativas podrán establecer, en su respectivo ámbito, la parte lectiva de la jornada semanal del personal docente que imparte enseñanzas reguladas en la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, en centros públicos.”

CSIF expresó su malestar por no imponer ningún horario lectivo máximo para toda España -que fijábamos en 18 horas para Secundaria y 23 para Primaria- y presentamos enmiendas en este sentido en el Consejo Escolar del Estado, criticando además que no se hubiera negociado en Mesa Sectorial como es, a nuestro juicio, de obligado cumplimiento. Para CSIF esto es una muestra del escaso reconocimiento al profesorado y a sus representantes legales.

Tras este trámite consultivo, mejoró la norma en su trámite parlamentario al recomendar el horario máximo a las Comunidades Autónomas, pero se seguía sin liderar, como corresponde al Ministerio de Educación, la homologación de las condiciones laborales de los docentes y, por ende, del servicio docente que recibe el alumnado de los centros españoles.

El pasado 7 de febrero el Senado aceptó una enmienda que homologaba este horario lectivo y CSIF, así como otras organizaciones sindicales, se felicitaban de esta modificación y pedíamos responsabilidad a los partidos en el Congreso de los Diputados para reducir el horario lectivo al profesorado de manera homogénea. El texto aprobado en el Senado mantenía: Sin perjuicio de las competencias en materia educativa que corresponden a las distintas Administraciones educativas, para el personal docente que imparta enseñanzas reguladas en la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, en centros públicos, se establece con carácter general la parte lectiva de la jornada semanal en 23 horas en los Centros de Educación Infantil, Primaria y Especial y en 18 horas en los centros que impartan el resto de las enseñanzas de régimen general reguladas por la citada Ley Orgánica”.

Pues bien, una vez más y por cuestiones totalmente partidistas, el 21 de febrero el Congreso ha rechazado esta enmienda y ha vuelto a la recomendación del horario lectivo, quedando el texto final aprobado de este modo: “Las Administraciones Públicas con competencias educativas podrán establecer en su respectivo ámbito, la parte lectiva de la jornada semanal del personal docente que imparte enseñanzas reguladas en la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, en centros públicos, recomendándose con carácter ordinario un máximo de 23 horas en los centros de Educación Infantil, Primaria y Especial y un máximo de 18 horas en los centros que impartan el resto de enseñanzas de régimen general reguladas por la LOE”.

Para CSIF es un verdadero despropósito que el Congreso haya aceptado en un texto legal que el Ministerio no haga valer su condición de Gobierno Central y no garantice la igualdad de oportunidades en la Educación de todos. No fijar un horario homólogo incidirá en posibles diferencias entre los docentes de las diferentes Comunidades Autónomas.

Es muy sangrante para el profesorado que cuando se aumentó la carga lectiva se hizo de manera tajante y general y ahora, para su recuperación, tendremos que esperar la voluntad de cada una de las Comunidades Autónomas por la ineficacia de nuestro Ministerio y el partidismo de nuestros políticos.

Pese a todo, CSIF comienza una campaña para exigir a las Comunidades Autónomas comenzar a negociar la reducción del horario lectivo, para recuperar la situación anterior a la crisis y devolver a la Educación lo que durante estos años ha sido recortado.

Por la dignificación de la labor docente.

Madrid, 22 de febrero de 2019

CSIF EDUCACIÓN

Ver Galería