CSIF sigue apostando por el Pacto de Estado como inicio de mejora de nuestro Sistema Educativo
- El sindicato critica la actitud de los que utilizan la Educación como herramienta política.
- CSIF Educación recuerda que el Consejo Escolar del Estado es un organismo autónomo del Gobierno, en el que se representan todos los miembros de la Comunidad Educativa
21 de Marzo de 2018

El martes 20 de marzo los sindicatos CC.OO, UGT y STE, así como las asociaciones de padres y de estudiantes -CEAPA y S.E.- han decidido de manera predeterminada y propagandística, abandonar el Consejo Escolar del Estado en una de las sesiones donde se estaba elaborando un informe para elevar las observaciones de mejora al Sistema Educativo de este organismo autónomo, como propuestas para el Pacto de Estado por la Educación.

Durante estos meses, este órgano venía haciendo un trabajo recopilatorio basado en los informes anuales que este Consejo Escolar realiza cada año, en el que se aprueban propuestas de mejora al Sistema Educativo, aprobadas en su mayoría por todos los miembros del mismo. Así, se encuentran propuestas para que el Gobierno invierta al menos el 5% del P.I.B., que se elabore un Estatuto Docente, aumentar las becas, prestigiar la labor docente, mejorar la equidad de nuestros centros, disminuir las ratios y algunas otras cuestiones importantes que se han reflejado en estos informes durante estos años y, que curiosamente, han sido votadas y, en algunos casos, han sido propuestas por algunas de las organizaciones protagonistas ahora de esta maniobra política.

Por tanto, no hay ninguna razón práctica u objetiva que haga defendible esta decisión más que una maniobra política de apoyo a una postura partidista determinada, cuando consideramos que nuestros docentes y nuestra sociedad están esperando este Pacto. Consideramos que deberíamos trabajar en su consecución, criticando la actitud partidista de los cuatro partidos nacionales e instándolos a trabajar en la consecución de dicho consenso, algo que es necesario para los ciudadanos, dejando de este modo de ver a éstos como meros votantes.

CSIF Educación critica esta nueva guerra educativa, usando en este caso a un organismo autónomo del Gobierno y que es consultivo, donde están representados todos los agentes y miembros que participan de una u otra manera en nuestra Educación, en cuyos informes han participado todos y en el que, en su mayoría, han salido las observaciones de mejora de manera bastante consensuada. La calidad de estos informes viene demostrada por la utilidad científica y académica como pieza fundamental de análisis de nuestro estado del Sistema Educativo.

CSIF Educación seguirá trabajando por el Pacto de Estado de manera activa, en primer lugar, porque es una reivindicación histórica de este sindicato, pues consideramos que es la forma de que la educación no se encuentre en las guerras partidistas, de dar estabilidad al Sistema y, de esta manera, empezar su mejora. Pero es que, en segundo lugar, puesto que la LOMCE no nos parece una ley adecuada y que así es considerada por la mayoría de los docentes, la única manera de modificarla es a través del acuerdo de, al menos, tres partidos nacionales debido al actual arco parlamentario, algo que esta organización viene reclamando desde hace años a pesar de los ruidos y mentiras sobre su imposible “derogación” (una Ley Orgánica debe sustituirse o modificarse por otra, no derogarse pues no pude dejarse sin regular un derecho fundamental como es la Educación).

Por eso seguiremos participando en aquellos foros en que reclamen nuestra opinión y trabajo y empezaremos a reunirnos con los cuatro partidos nacionales para exigirles altitud de miras, compromiso con los ciudadanos y búsqueda de una verdadera mejora de nuestra Educación, para buscar un consenso de mínimos, que sea el núcleo de una nueva Ley Orgánica de Educación que estabilice nuestro Sistema Educativo como principio fundamental de mejora de la misma.

Por la dignificación de la labor docente.

CSIF EDUCACIÓN