(Ceuta) ► CSI-F califica de “locura” las acusaciones contra los funcionarios de Hacienda
05 de Noviembre de 2015

Desde la Sección Sindical defienden la labor de los funcionarios y afirman que acusar de “corrupción de forma generalizada es de una absoluta cobardía propia de locos e ignorantes, que inventan argumentos falsos como único medio de defensa y pataleo”

Las reacciones a las duras y graves manifestaciones realizadas por los respresentantes de la recién constituida Asociación ‘Afectados por Hacienda’, acusando a funcionarios de la Agencia Tributaria de Ceuta de “corrupción administrativa”, no se han hecho esperar. En el día ayer, la Sección Sindical de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) en la Delegación de la Agencia Tributaria de Ceuta, emitía un comunicado en el manifestaba su “gran malestar”, condenando “las barbaridades, incluso auténticas manifestaciones de locura” realizadas por parte de la Asociación ‘Afectados de Hacienda’ a este periódico.

Hay que recordar que la citada asociación, formanda en casi en un 90% por funcionarios pertenecientes a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, defiende la existecia de “numerosas irregularidades detectadas por funcionarios de la Agencia Tributaria de Ceuta”, añadiendo que los funcionarios de la Agencia Tributaria de Ceuta “se aventuran a enviar cartas cuyo inicio procedimental es de dudosa legalidad en la que envían indiscriminadamente ‘paralelas’ sin atender el daño en la salud del ciudadano que causa tan nefasta noticia, máximo cuando se descubre los motivos en los que quieren fundamentar tan atroz ataque”. Incluso, llegan a afirmar que “sencillamente, cobran por cazar defraudadores y, si no los hay, los pintan”.

En este sentido, CSI-F defiende públicamente que “todos y cada uno de los empleados públicos que desempeñamos nuestro trabajo en la Delegación de Ceuta de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, AEAT, desde el primero al último desarrollamos nuestra labor en el más estricto cumplimiento de la Ley General Tributaria y demás normas concordantes vigentes”, añadiendo que “acusarnos de ‘corrupción’ de forma generalizada es de una total y absoluta cobardía propia de locos e ignorantes, que inventan argumentos falsos como único medio de defensa y pataleo. Es una acusación delirante e inexistente, además de querellable”, advierten.

Desde la Sección Sindical subrayan que “los funcionarios de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, al igual que los autores de tan irresprobable escrito publicado, tienen el deber y la obligación de cumplir con su trabajo de la forma más leal posible. Esa misma forma de actuación que le suponemos a los ‘funcionarios’ autores o inductores del escrito”.

“Al igual que ellos, –expone CSI-F– somos empleados públicos que desempeñamos nuestro trabajo siguiendo normas y directrices recibidas (criticables o no, depende del punto de vista), pero en cualquier caso, legales”, añadiendo que “si no las consideran así, que acudan a los tribunales, que denuncien”.

Desde la Central Sindica no se explican “cómo se atreven a calificar a los funcionarios de la AEAT de promotores de “corrupciones administrativas” y maltrato al ciudadano”.

CSI-F no da crédito a que la citada Asociación ‘Afectados por Hacienda’, esté formada por funcionarios del Ministerio del Interior, como son guardias civiles, policías nacionales y funcionarios de prisiones, afirmando que “si realmente esa asociación la integran miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y aplican tan ligeramente los calificativos que han empleado contra nosotros… no, seguro que eso no lo ha escrito un funcionario público responsable y con criterio”, señalan.

El origen de la polémica: la residencia en Ceuta El origen de toda la polémica se centra en la “presión” de Hacienda sobre funcionarios en torno a la permanencia en Ceuta durante un mínimo de 183 días. En la actualidad existen casi 300 preinscripciones para formar parte de esta asociación tan sólo en Ceuta. El 90% son funcionarios de prisiones, guardia civiles y policías nacionales, pero también hay funcionarios de área de Sanidad y otros sectores, que se están viendo afectados por “la decisión injusta”, según asociación, tomada desde Hacienda de eliminarles la deducción del 50% en la declaración de la renta que se tiene como beneficio por residir en Ceuta e imponerles sanciones muy levadas.

Ver Galería