(Ceuta) ► CSI-F defiende la profesionalidad de los empleados públicos, tras la investigación sobre los datos de la Infanta
26 de Junio de 2013

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios(CSI-F), sindicato más representativo en las Administraciones Públicas, salió hoy en defensa del trabajo y la profesionalidad de los empleados públicos de la Agencia Tributaria, ante el desprestigio al que están siendo sometidos y la falta de contundencia en su defensa por parte de los directivos de este organismo.

Tras conocerse el resultado de la investigación y ante el estado de opinión creado en los medios de comunicación sobre la atribución errónea a la Infanta Cristina de 13 operaciones inmobiliarias CSIF quiere hacer las siguientes manifestaciones en defensa del trabajo que realizan los empleados públicos de la Agencia Estatal de Administración Tributaria:
1. Desde CSIF queremos trasladar al conjunto de la ciudadanía, que los empleados públicos de la AEAT desempeñan su trabajo con total independencia y profesionalidad. Los funcionarios de la AEAT no estamos dispuestos a que se extienda una alargada sombra de duda sobre la profesionalidad, rigor e independencia con la que ejercemos nuestro trabajo.
2. El rigor, independencia y profesionalidad con la que los empleados públicos ejercemos nuestro trabajo, no puede quedar en entredicho como consecuencia de la opacidad de este asunto. El conjunto de los empleados públicos de la Agencia Tributaria no tienen autorizaciones para controlar a este perfil de contribuyentes, con lo que deben ser los responsables de la AEAT los que den una explicación sobre lo ocurrido.
3. Desde CSIF queremos aprovechar para recordarle a los responsables públicos que los medios humanos con los que cuenta la AEAT son insuficiente parauna lucha eficaz contra el fraude fiscal, así como que la mayoría de sus trabajadores reciben unas retribuciones muy inferiores a la responsabilidad y el nivel de profesionalidad que día a día demuestran.
4. Las explicaciones sobre la investigación interna no convencen a esta organización sindical, ya que pone en duda la veracidad de la información que la AEAT pueda suministrar a los órganos judiciales que se lo requieran, en la multitud de casos relacionados con el fraude fiscal que están en los tribunales.
5. La Agencia Tributaria dispone de suficientes medios de control y de sobrada información en sus bases de datos para que estos errores no se produzcan.
Por ello nos hacemos las siguientes preguntas:
¿Qué Departamento controla a este perfil de contribuyentes?
¿Por qué han existido estas lagunas en el volcado de información en el sistema informático?
¿Por qué no se ha requerido en su momento por esas transmisiones patrimoniales?
Los trabajadores de la Agencia Tributaria han accedido a sus puestos de trabajo después de superar exigentes procesos selectivos, están en un continuo proceso de actualización de sus conocimientos tributario como demuestran día a día. No son responsables de la ineptitud de los responsables políticos ni de unas explicaciones que en ningún momento han defendido con la contundencia debida la profesionalidad e independencia de los empleados públicos de la Agencia Tributaria.

Ver Galería