(Ceuta) ► Se establece como “deber inexcusable” los cuidados domiciliarios del menor mediante certificado médico
23 de Enero de 2014

Se establece como “deber inexcusable” los cuidados domiciliarios del menor mediante certificado médico.

Tras una consulta realizada por una empleada pública del Ministerio de Defensa sobre la interpretación del art 48.1 j. del Estatuto Básico del Empleado Público, referente a las ausencias de un trabajador por la necesidad de atender el cuidado domiciliario de un menor, de acuerdo con un certificado médico, la Dirección General de Función Pública ha establecido otorgar el permiso por “deber inexcusable” de carácter personal.

CSI·F celebra este paso en la mejora de la situación de indefensión en la que se suele encontrar la conciliación familiar y laboral, más agudizada para las familias monoparentales donde resulta muy difícil y casi imposible, la conciliación del desempeño del puesto de trabajo con la obligación de velar por los hijos menores.

CSI·F reclama desde hace ya tiempo, la promoción de medidas como está, así como la medida que permite reducir la jornada de trabajo sin pérdida retributiva para el cuidado del menor afectado por cáncer u enfermad.
Hasta ahora, únicamente existía la posibilidad de acogerse a esta reducción de jornada en los casos de cáncer quedando fuera otras enfermedades graves, como por ejemplo, la esclerosis múltiple o una cardiopatía, que requieren una atención constante durante su ingreso hospitalario y la continuación del cuidado en el domicilio. Esta prestación reconocida en la Seguridad Social desde enero del 2011, no afectaba a los empleados públicos regidos por el EBEP.


Ya felicitamos por ello, en octubre del año pasado la actuación del Defensor del Pueblo y ahora lo hacemos a la Dirección General de la Función Pública por la interpretación favorable a la conciliación del reconocimiento del disfrute de este permiso de “deber inexcusable”.

Debemos seguir avanzando en medidas de conciliación, pero tenemos que avanzar en clarificar su interpretación y dotarla de flexibilidad en su aplicación. Es imprescindible que este derecho se extienda al resto de administraciones y evitar así cualquier discriminación.


CSI·F insiste en la necesidad de aplicar en todos los ámbitos de la administración el reconocimiento del disfrute del permiso de lactancia a un empleado público aunque su pareja no realice un trabajo remunerado y dotarlo de mayor flexibilidad para su disfrute, crear una “Bolsa de Horas” para la conciliación con fórmula de compensación anual, o el impulso del teletrabajo “trabajo en red”, como fórmula complementaria de la jornada fija y compensar las horas dedicadas a la conciliación, o recuperar el compromiso político de la Ley 9/2009 de ampliar el permiso de paternidad a cuatro semanas.

DEBER INEXCUSABLE.pdf

Ver Galería