CSIF solicita un cambio en el modelo de gestión de los centros residenciales de mayores de Cataluña
10 de Noviembre de 2021

CSIF solicita un cambio en el modelo de gestión de los centros residenciales de mayores de Cataluña

La pandemia de la Covid-19 ha evidenciado que el modelo de residencias de Cataluña, diseñado en los años 80, está obsoleto, anticuado, desfasado y que hay que establecer un nuevo modelo residencial en base a un perfil de usuario completamente diferente al de hace 40 años.

En Cataluña hay 1.020 residencias de mayores, de las cuales 16 residencias (0,16% aproximadamente) son de titularidad pública, dependientes del Departamento de Derechos Sociales. Estas 16 residencias tendrían que ser centros del máximo prestigio, con el personal mejor cualificado y el modelo a seguir por el conjunto de las residencias de Cataluña, pero nada más lejos de la realidad. Las residencias de titularidad pública son completamente irrelevantes ante el conjunto de residencias de Cataluña y sus centros están anticuados, envejecidos, faltos de inversión en recursos económicos y personales y olvidados por los responsables públicos que llevan muchos años gestionando estas instituciones mientras, año tras año, la situación se deteriora más.

Muchos son los gravísimos problemas que afectan al actual modelo de gestión de los centros del ámbito residencial, entre otros y los más destacados son: que no está basado en el modelo de Atención Centrada en la Persona (ACP), tal y como recomiendan todas las instituciones nacionales e internacionales, la carencia de coordinación en la actuación de las residencias propias y el absentismo laboral crónico de una plantilla de personal con una media de edad muy elevada, derivado de unas cargas de trabajo inasumibles y que afecta al 40-45% de los trabajadores. Todo ello redunda en una prestación de un servicio básico inadecuado para la ciudadanía en general e inaceptable para nuestros mayores en particular.

Para la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, es necesario un cambio urgente en el modelo actual y solicita, al Departamento de Derechos Sociales de la Generalitat de Cataluña, una mayor inversión, la construcción de residencias públicas, un mayor control e inspección por parte de la Administración, el control de la externalización de la gestión de las residencias, la mejora en la calidad de los servicios y la mejora de las condiciones laborales para el personal.

Barcelona, 10 de noviembre de 2021