CSIF denuncia que la atención primaria de Lleida está colapsada y el personal está desbordado
24 de Julio de 2020

CSIF denuncia que la atención primaria de Lleida está colapsada y el personal está desbordado

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, denuncia que la atención primaria de Lleida y sus comarcas está colapsada y el personal está desbordado.

CSIF constata una transmisión comunitaria real y que los servicios de primaria de Lleida están desbordados, con mínimos de plantilla por bajas de coronavirus y vacaciones, que han de hacer ahora si o si, y dedicados al 95% al Covid-19. A ello se suma una carga mayor asistencial y el agotamiento físico y psicológico tras varios meses en primera línea en la lucha contra esta pandemia, y que se acrecienta ahora con las restricciones perimetrales.

“En ningún día de estado de alarma habíamos estado en estos niveles. En el CAP Onze de Setembre, en pleno estado de alarma se atendían a unos 25-30 pacientes telefónicamente solo por seguimiento del estado de la enfermedad de Covid-19, ayer mismo se realizaban 100 seguimientos. No hay reservas de personal y las bolsas están agotadas. El personal sanitario está desbordado y exhausto, y para octubre empezaremos la campaña de la gripe como cada año”.

Primaria es quien debe hacer contención y están dedicados prácticamente al 100% al Covid-19 y ello colapsa el sistema sanitario. “Hay que entender que si una primaria está bien dotada y reforzada se evitan ingresos hospitalarios. El número de pacientes que vemos es abrumador”.

Desde el sindicato también recalcan que primaria es quien debería tener la capacidad de decisión sobre los recursos y recriminan la falta de liderazgo desde el principio.

CSIF solicita se tomen medidas urgentes para la contención de la pandemia y solicita que:

  • Se refuerce la atención primaria en toda la provincia a nivel de personal sanitario y, de no poder encontrar personal, que se paguen horas extras debidamente remuneradas.
  • Se les capacite a tomar decisiones en cuanto a los recursos.
  • Se refuerce el sistema de seguridad policial y que se hagan cumplir las restricciones. De no ser posible, que se habiliten horas extras.
  • Se lleve a cabo un proceso de sensibilización de la población, ya que hay una falta de percepción de riesgo sobre todo en la población más joven, mediante los medios de comunicación para que se informe de una manera eficaz.
  • Se refuerce la vigilancia en las residencias de mayores, se aumente el control epidemiológico y se les dote de recursos necesarios.