CSIF exige al Govern el pago acordado del resto de la paga extra de 2012 de una vez por todas
05 de Abril de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas exige al Govern de la Generalitat que se haga efectivo, de una vez por todas y sin más escusas, el pago del 20,77% de la paga extra de 2012 y que se deje de jugar con sus funcionarios.

El 19 de febrero de 2018, en la reunión ordinaria de la Mesa Sectorial del Personal Administrativo y Técnico de la Generalidad de Cataluña, a la pregunta de CSIF, la Administración confirmó el abono de la parte de la extra pendiente en el mes de abril de 2018, 6 años después de su supresión, lo que queda pendiente de la paga extra de 2012. Este pago ya suponía un retraso de un mes respecto al compromiso de abonarla al mes de marzo.

Ahora, en cambio, nos encontramos ante el anuncio inesperado que no se podría hacer efectiva esta parte de la paga por "la falta de presencia de un miembro del gobierno central en la convalidación del Decreto de retorno de la parte pendiente de la extra 2012”.

"No entendemos que un compromiso acordado, entre el gobierno de la Generalitat y las organizaciones sindicales, ahora no se pueda aplicar por un más que dudoso "tecnicismo" cuando sabemos que otros decretos se han aprobado sin la concurrencia de este supuesto requisito. Hay que abonar, como se comprometieron los responsables de la Generalitat, la paga pendiente de 2012 al mes de abril. Los empleados públicos no tenemos que pagar los platos rotos por unos y otros.”-declaran desde CSIF Cataluña.

La Resolución 7 / XI, de 20 de enero de 2016, del Parlamento de Cataluña, entre otras prescripciones, ya instó al Gobierno de la Generalitat a la devolución a los trabajadores públicos de la paga extraordinaria de 2012. En respuesta a esta resolución parlamentaria, el 9 de junio de 2016, se firmó un Acuerdo en la Mesa General de Negociación por el que la Administración se comprometía al abono de la paga extra de 2012 en diferentes cantidades y plazos. El último que quedaba pendiente de pago es del 20,77% que debía ser retribuido a la nómina del mes de marzo de 2018.

Por los motivos expuestos, CSIF vuelve a reiterar que los responsables de los departamentos correspondientes no hagan dejación de funciones y que , en un acto de responsabilidad, hagan las gestiones oportunas para que los trabajadores públicos de Cataluña perciban el mes de abril de 2018 lo que legítimamente les corresponde.

“Los empleados públicos y sus familias no tienen que sufrir las rencillas políticas sacando de sus bolsillos una parte de su salario que ya se han ganado con creces por su trabajo como servidores públicos. Parece que el gobierno de la Generalitat no se acuerde que todavía tiene que devolver las pagas extraordinarias de 2013 y 2014, además de todos los derechos laborales y económicos injustamente suprimidos. Nosotros, desde CSIF, no nos cansaremos en reclamarlos. “

(Versión en catalán adjunta)