Los funcionarios se niegan a colaborar con el referéndum ilegal
08 de Junio de 2017

D. TERCERO| Á. GUBERN

Barcelonahttp://www.abc.es/espana/catalunya/abci-funcionarios-niegan-colaborar-referendum-ilegal-201706080221_noticia.html​

Ahora sí, recta final. Carles Puigdemont dará a cononer, mañana, la fecha y la pregunta del referéndum ilegal, y unilateral, que la Generalitat de Cataluña tiene pensado llevar a cabo en un plazo máximo de cuatro meses. El presidente autonómico se rodeará de su gobierno, los diputados de Junts pel Sí (JpS) y la CUP en el Parlamento de Cataluña para solemnizar, en el Palacio de la Generalitat, el anuncio al que no seguirá inmediatamente la correspondiente firma del decreto de convocatoria, para evitar una anunciada impugnación automática por parte del Gobierno.

De hecho, ayer, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en un acto en Barcelona, lo dejó claro: «Pueden anunciar ese referéndum cuantas veces quieran y convocar cuantos actos quieran. Ese referéndum no se va a celebrar».

Pese a que el compromiso del gobierno autonómico es convocar la consulta para la segunda quincena del mes de septiembre, las dos fechas con las que ha trabajado Puigdemont son los domingos 1 y 8 de octubre. El otro gran misterio es la pregunta. En este caso, como el mismo Puigdemont y la CUP han señalado, no será en un formato «árbol» (como sí fue la consulta del 9-N, es decir, una pregunta que conlleva otra en caso de responder afirmativamente la primera) y sí binaria.

En una entrevista a Al Jazeera, en abril, Puigdemont propuso «¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente?» o «¿Quiere que Cataluña sea una República independiente?».

Con el apoyo de Guardiola

En cualquier caso, teniendo en cuenta el precedente del 9-N -por el que Mas, Ortega, Homs y Rigau fueron inhabilitados por desobediencia al TC, y tienen abierta una investigación por malversación de fondos públicos en el Tribunal de Cuentas-, en cuanto a las fechas y los plazos, cabe recordar que Artur Mas anunció la fecha de la consulta de 2014 el 12 de diciembre de 2013 y firmó el decreto de su convocatoria el 27 de octubre, solo trece días antes de su celebración. Puigdemont ha decidido acortar plazos y dar al Gobierno menos tiempo de reacción.

De esta manera, Puigdemont planteará finalmente el pulso al Gobierno, pese a que esta misma semana se disolvió el Pacte Nacional pel Referèndum y se evidenció la soledad de los defensores del referéndum «sí o sí» con el paso al lado dado por los comunes, liderados por Xavier Domènech y Ada Colau, y Podemos, formaciones que apuestan por un referéndum secesionista pero legal y vinculante.

Para contrarrestar este desamparo, el domingo, la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural y la Associació de Municipis per la Independència (AMI), entidades que han ejercido de presión a JpS y al gobierno autonómico para que no dejaran de pedalear en la carrera por el referéndum, aunque fuera ilegal, tienen convocado un acto en Barcelona para celebrar que ya hay fecha y pregunta. Para conseguir que este acto sea masivo, ayer se dio a conocer que Josep Guardiola, exentrenador del F. C. Barcelona y actual técnico del Manchester City (Reino Unido), leerá el manifiesto que cierre el evento.

UGT: «Ahí, no estaremos»

Por otro lado, los que se han mostrado totalmente en contra de cualquier decisión unilateral y sin amparo legal han sido los funcionarios.

Joan Escanilla, presidente de CSI-F Cataluña, sindicato mayoritario en el ámbito judicial, señaló a ABC que cualquier orden a un funcionario que contravenga una ley la pedirán «por escrito» y advirtió que no dejarán «tirado» a nadie en un tema como este.

Del mismo modo, las centrales mayoritarias en Cataluña, UGT y CC.OO, aunque integradas en el llamado Pacte Nacional pel Referèndum y favorables al derecho a decidir, han manifestado claramente que no acompañarán a Puigdemont en su consulta ilegal. Ayer mismo, y en declaraciones a este diario, Matías Carnero, presidente de la UGT de Cataluña, señaló con rotundidad que los sindicatos defienden una consulta «siempre que sea legal y dentro del marco constitucional». Ante la aventura ilegal de Puigdemont, Carnero lo deja claró: «Ahí no estaremos».