CSIF pide más recursos para la policía para afrontar los botellones que provocarán las restricciones de la Generalitat
23 de Diciembre de 2021

CSIF pide más recursos para la policía para afrontar los botellones que provocarán las restricciones de la Generalitat

Ante las nuevas restricciones decretadas por la Generalitat en cuanto al cierre del ocio nocturno, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, pide que se destinen más recursos a las policías catalanas para hacer frente a los botellones y macrobotellones que las restricciones ocasionarán.

Desde CSIF defienden que “la reapertura, en octubre, del ocio nocturno ha supuesto tener un control más fácil para alcanzar la seguridad y la contención de la Covid. La apertura de los establecimientos ha producido una notable reducción en el número de botellones, grandes concentraciones en la vía pública y fiestas particulares. Esto ha supuesto una disminución importante de los conflictos en seguridad y convivencia que con los micro y macrobotellones teníamos. Nos encontramos ante una decisión que comportará graves problemas de convivencia y seguridad en estas fiestas navideñas y será imposible controlarlo, especialmente la noche de fin de año, ya que estas medidas llegan sin un protocolo claro por parte de la Generalitat ni del Consistorio”.

Los botellones en la vía pública supondrán que se volverán a disparar las infracciones penales relacionadas con estas grandes concentraciones de masa social, como son el tráfico y consumo de drogas, agresiones y violaciones, robos con violencia o intimidación, hurtos, peleas multitudinarias, apuñalamientos y un largo etc. También a esta problemática de seguridad se sumará otra de convivencia y civismo ya que conllevará molestias vecinales, incivismo, destrozos y deterioro del mobiliario urbano y daños en propiedades privadas.

A la sobrecarga de trabajo que sufrirá la policía en estos días se suma el control inspector que deberán realizar los cuerpos policiales para controlar que en la restauración se está cumpliendo con el pasaporte Covid en comidas y cenas de Navidad.

Para CSIF, esta decisión vuelve a dejar en una situación de vulnerabilidad a los cuerpos de seguridad ya que no disponen de recursos humanos ni materiales para hacer frente a esta medida.