CSIF denuncia ante Inspección de Trabajo la suplantación de conductores por TCAEs en la sanidad catalana
17 de Diciembre de 2021

CSIF denuncia ante Inspección de Trabajo la suplantación de conductores por TCAEs en la sanidad catalana

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, ha denuncia hoy, ante Inspección de Trabajo, la suplantación de conductores por TCAEs (Técnico en Curas Auxiliares de Enfermería) en la sanidad catalana que se llevará a cabo en el Área de Coordinación de Urgencias Territorial (ACUT) de los Servicios de Atención Primaria (SAP) del Delta Llobregat, mediante un nuevo proyecto de Atención Domiciliaría Aguda (Proyecto ADA). Así, se verán afectadas zonas como Hospitalet, El Prat, Castelldefels, Gavá o Viladecans.

Los conductores de vehículos del Instituto Catalán de la Salud (ICS) de esta área se ocupan de trasladar a los facultativos a domicilios para prestar servicios médicos de atención domiciliaria urgente (derivados de los Servicio de Emergencias Médicas) así como servicios a pacientes en cuidados paliativos, y/o pacientes crónicos y terminales durante las horas de ausencia de cobertura de sus servicios específicos, dando soporte al servicio propio activo fuera de esas horas. Ahora, estos conductores serán sustituidos por TCAEs, que llevarán a cabo las tareas de conductores, además de las propias de su profesión, e implica que dichos conductores se quedarán sin empleo después de muchos años de servicio.

Para CSIF, “la nueva inversión en Sanidad debería fomentar la mejora en el sistema sanitario catalán, con más personal y dirigido a la mejora en la calidad del servicio, y no a prescindir de personal necesario y profesional, con competencias y experiencia, como son los conductores, y sobrecargar las funciones de los TCAEs (con más tareas que no son de su competencia profesional). Durante la pandemia, ha sido imprescindible todo el personal sanitario en el que están incluidos tanto los técnicos en curas auxiliares como los conductores, que también han seguido realizando sus funciones.”

A su vez, CSIF ha solicitado a la gerente de Procesos Integrados de Salud, Assumpta Ricart, según los principios de transparencia y de acceso a la información pública, que se les informe sobre este nuevo plan que vulnera claramente los derechos de los trabajadores, fomenta la precariedad laboral, destruye la categoría profesional de los conductores, merma la calidad sanitaria y va en contra del nuevo proyecto contra la temporalidad, ya que los conductores son personal eventual desde hace muchos años y se han congelado las interinidades del personal que se ha jubilado, en vez de hacerles fijos o concederles interinidades, se decide dejarlos sin empleo. “Hay casos en que el conductor lleva hasta 15 años con contratos mensuales y con 80 puntos en bolsa en la última actualización y no sólo no les harán fijos, sino que los dejarán en la calle. No se puede jugar con el pan y el trabajo de las personas, y más cuando han demostrado su valía profesional y personal.”

CSIF informa también que, en la última reunión convocada para tratar el tema, la dirección les vetó su asistencia, aun ser los propios afectados y trabajadores de ambos sectores quienes solicitaron la presencia del sindicato.