CSIF critica el acuerdo de regreso presencial del Ayuntamiento de Tarragona
07 de Septiembre de 2021

CSIF critica el acuerdo de regreso presencial del Ayuntamiento de Tarragona

El próximo 13 de septiembre entre 500 y 600 trabajadores volverán a sus puestos de trabajo de manera presencial

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, critica el acuerdo que el Ayuntamiento de Tarragona firmó ayer junto a los sindicatos, a excepción de CSIF, para el regreso presencial para los empleados municipales, que ejercían el teletrabajo hasta ahora y desde el principio de la pandemia. Ello implica que, el próximo 13 de septiembre, entre 500 y 600 trabajadores volverán a sus puestos de trabajo presencialmente.

CSIF no se posiciona en contra del retorno a la presencialidad, “pues está claro que, para el ciudadano y para el buen funcionamiento de la administración, será necesario”, pero defiende que “se tiene que hacer con tino y con medidas coherentes y suficientes”. El sindicato no está de acuerdo con la propuesta ni con las condiciones que se han presentado, “especialmente justo cuando empezamos a salir de la quinta ola ya que, como se ha demostrado, estar vacunado no nos libera del riesgo de volver a ser contagiados”.

Para CSIF, el Consistorio ha planteado a los sindicatos un plan para el retorno que es improvisado y sin prever muchas de las circunstancias que se podrían dar. Para el sindicato, lo más preocupante es que no hay un calendario programado por fases y que el retorno será efectuado de manera discrecional, según las opiniones de varios de los jefes de departamento. “Esto puede resultar arbitrario, como ya se ha demostrado en los departamentos que no se les permitió hacerlo hasta hace muy poco, o que solo se ha permitido hacerlo a según quien, a pesar de no ser lugares que tuvieran que estar de atención al público. La improvisación queda demostrada cuando el mismo jefe de Personal nos dice que no sabe si su lugar será uno de los afectados para el retorno a la presencialidad, cuando CSIF le ha preguntado directamente”.

De todos los sindicatos, solo se ha opuesto CSIF a este acuerdo puesto que consideran que no queda bastante regulado para garantizar la seguridad y unas condiciones justas para toda la plantilla y solicitan que su aplicación no se realice de manera arbitraria.