CSIF denuncia una nueva intimidación sexual a una funcionaria en el CP de Quatre Camins
14 de Julio de 2021

CSIF denuncia una nueva intimidación sexual a una funcionaria en el CP de Quatre Camins

CSIF exige el cese inmediato del equipo directivo del centro penitenciario y solicita a la nueva consejera de Justicia, Lourdes Ciuró, cambios urgentes

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, denuncia una nueva intimidación sexual a una funcionaria en el Centro Penitenciario de Quatre Camins, por un interno con condena larga.

Los hechos ocurrieron el lunes, día 12 de julio, sobre las 20.40h. Una funcionaria se percató de un tumulto entre los presos, que vitoreaban a un interno ubicado en la primera planta del MR-4. Este interno estaba mirándola mientras hacía gestos obscenos hacia ella y utilizaba un lenguaje amenazante. Mientras, alentaba a los demás internos a que apoyaran su actitud. La funcionaria le ordenó el cese de su comportamiento y que se fuera a su celda. Cuando ésta fue a cerrar su puerta, el preso siguió haciendo gestos obscenos e intentó abalanzarse contra ella.

Hace una semana, CSIF denunciaba unos hechos similares contra otra funcionaria, que aún está de baja. No han pasado ni 7 días y estos hechos bochornosos han vuelto a suceder.

CSIF exige el cese inmediato del equipo directivo del Centro Penitenciario de Quatre Camins al considerar que “estos hechos son consecuencia directa de la permisividad y laxitud con los internos conflictivos del centro. No pueden ni deben quedar impunes estos hechos tan graves. Se hace imperativo el cambio de la cúpula directiva de un centro viciado, que va directo al abismo y al desastre regimental”.

CSIF recuerda que, por unos hechos similares, el equipo directivo del Centro Penitenciario de Ponent dimitió en 1993 y declaran que “no ha sido así esta vez y el equipo directivo de este centro sigue jugando con la seguridad de los funcionarios y menoscabando la autoridad de los mismos. El secretario Amand Calderó y la subdirectora de centros, Paula Montero, dimitieron la semana pasada por la deriva que estaba llevando el sistema penitenciario catalán en el último mes: un interno muerto en un incendio provocado, dos suicidios y, con esta última, dos agresiones sexuales a funcionarias del mismo centro. Urgen cambios por parte de la consellera Ciuró con la mayor celeridad posible, alguien tiene que asumir las riendas de un sistema en estado crítico”.