CSIF denuncia nuevos recortes en seguridad en Barcelona
31 de Mayo de 2021

CSIF denuncia nuevos recortes en seguridad en Barcelona

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, denuncia recortes en seguridad en la Guardia Urbana de Barcelona (GUB). La falta de recursos humanos y recursos materiales es algo que llevan mucho tiempo denunciando, así como el incumplimiento constante de derechos que recoge el convenio.

Mientras volvemos progresivamente a la normalidad, después de la pandemia, empezará a llegar el turismo y los delitos, problemas de convivencia, incivismo, venta ambulante, etc. empiezan de nuevo a emerger. La ciudad necesita una respuesta policial con recursos humanos y materiales suficientes para hacerles frente.

Sorprendentemente, Ada Colau y su Jefatura de la GUB, aplican, nuevamente, más recortes, esta vez en horas extras. La falta de personal en el cuerpo policial se palia con horas extras para poder abordar la problemática de una ciudad como Barcelona y poder cubrir los servicios. Si se recortan horas extras hay menos agentes en las calles, lo que se traduce en más inseguridad para los ciudadanos, para los propios agentes en el desempeño de los servicios y más precariedad laboral. Ello es un grave perjuicio para una ciudad con altos índices delincuenciales.

La negativa del Consistorio a entregar a la GUB pistolas Taser o cámaras unipersonales no es algo nuevo, pero, ahora, les retiran los spray alegando que están caducados. Lo lógico sería su reposición, no su retirada. Desde CSIF declaran que: “te lo tienen que reponer y ha de ser de dotación individual como los chalecos o las pistolas. Y no se los dan a todos. Están entregando una cantidad mínima. Es algo inconcebible ya que es una herramienta poco lesiva e idónea para repeler un ataque y evitar un mal mayor al tener que utilizar otras herramientas”.

Los agentes de la Urbana dicen estar quemados y “ante el hartazgo, ante la represión en derechos en la Jefatura de la GUB, el incumpliendo sistemático del pacto de derechos laborales y restricciones de derechos como nunca habíamos vivido, estamos a punto de salir a la calle, ya, a manifestarnos en defensa de nuestros derechos”.

“La mala gestión de la Jefatura de la GUB ha llevado a que, la semana pasada, 21 agentes de uno de los grupos de delincuencia urbana más importantes de la ciudad y que más trabajo están sacando al conocer el territorio y la problemática, han dimitido en grupo (21 de 30 agentes) por cuestiones profesionales y personales. No soportan más la precariedad laboral, la falta de respeto hacia el cuerpo y la falta de gestión y liderazgo. El Ayuntamiento hace lo que les da la gana. En el último Plan Estratégico de la Guardia Urbana han excluido a la parte social”.

CSIF anuncia que todos estos perjuicios que están sufriendo en la GUB va a provocar bajas y que la falta de efectivos se recrudezca aún más.