CSIF denuncia las deplorables condiciones laborales de los trabajadores de la Policía Local de Palamós debido a la grave falta de efectivos
13 de Mayo de 2021

CSIF denuncia las deplorables condiciones laborales de los trabajadores de la Policía Local de Palamós debido a la grave falta de efectivos

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y mayoritario en la policía local y en la Junta de Personal de Palamós (Girona), denuncia la grave falta de efectivos policiales en la localidad gironina, que cuenta con más de 18.000 habitantes, cifra que se incrementa, considerablemente, en periodos estivales ya que su mayor fuente de ingresos es el turismo. Ello deriva en que los agentes de la Policía Local sufran unas condiciones laborales deplorables y ya no pueden más.

Sufren sobrecarga de trabajo debido a que la plantilla es muy escasa. En ocasiones sólo puede intervenir una patrulla en el municipio. La falta de personal dificulta la conciliación laboral y familiar, y debido a dicha falta de personal, se deniegan permisos bajo la excusa de “necesidades de servicio”. Todo ello ha llevado a los agentes al agotamiento, el estrés y la angustia provocando bajas médicas. En 2020, debido a la grave situación marcada por la pandemia, unos 20 agentes estuvieron de baja en algún momento.

La media de edad en esta plantilla es de 50 años y el agente más joven tiene casi 40. Llevan años sin apenas convocar plazas. Se van a producir jubilaciones en este año y no se han convocado plazas para su sustitución como contempla la normativa.

Desde CSIF declaran que “el servicio de seguridad ciudadana ha perdido un 25% de efectivos. El 90% de los servicios, en cada turno, se han que cubrir con una única patrulla y, en las intervenciones de riesgo, los agentes se exponen a situaciones que deberían ser inasumibles en unas condiciones laborales medianamente normales, sin poder contar con el apoyo de ninguna patrulla más. Hay servicios que no se pueden cubrir o se atienden tarde, con el perjuicio que comporta al ciudadano, y el Ayuntamiento poco o nada hace por resolver esta situación. No se pide dinero, se piden efectivos y soluciones a los graves riesgos psicosociales que existen, desde hace años, en esta plantilla. La situación es ya insostenible. La salud de los policías poco o nada le interesa a este Ayuntamiento”.

CSIF anuncia movilizaciones encaminadas a revertir esta situación que perjudica gravemente la salud de los agentes y la seguridad de la ciudadanía.