Dos incendios en el CP de Quatre Camins evidencian las deficiencias en seguridad del centro
10 de Mayo de 2021

Dos incendios en el CP de Quatre Camins evidencian las deficiencias en seguridad del centro

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, denuncia que este sábado, día 8, en el Centro Penitenciario de Quatre Camins, dos internos provocaron dos incendios que evidenciaron las deficiencias en materia de seguridad laboral y prevención de este centro, y que provocó el caos absoluto.

“El interno H.C decidió provocar un incendio en su celda, poniendo en grave riesgo la vida de los funcionarios que tuvieron que socorrerle y la suya propia. Solo la rápida intervención de los funcionarios de servicio pudo salvar la vida del interno, no sin poner en riesgo su integridad como siempre ocurre en estos casos. La manguera de la BIE para sofocar el incendio estaba en mal estado y reventó por varios puntos al intentar utilizarla. Este hecho se había puesto en conocimiento el 28 de abril del 2021 por otro incendio que provocó otro interno. El equipo directivo y otros cargos del centro hicieron caso omiso de este informe y dejaron la manguera rota”.

“Una vez sofocado el incendio y puesto a salvo al interno, este fue conducido a enfermería donde se le practicaron las primeras curas. El interno no cesaba en su actitud violenta amenazando de muerte a los funcionarios que le habían salvado la vida. Durante el cacheo, se le incautó un pincho de 30 cm y el propio interno verbalizó que lo iba a utilizar para ‘secuestrar y pinchar’ a algún funcionario”.

“Como consecuencia de la inhalación de humo, cuatro funcionarios tuvieron que ser traslados en ambulancia hasta el hospital. CSIF tiene constancia de que alguno de ellos sigue con claros síntomas de intoxicación 24 horas más tarde del suceso. Queremos hacer hincapié en que no solo falló la BIE sino también un equipo de respiración autónoma que estaba en el MR-5 y es por esta circunstancia que el funcionario sigue con los síntomas descritos”.

“A las 13.15, el interno M.C provocó otro incendio en el mismo departamento. Los funcionarios tuvieron que intervenir nuevamente sin los equipos de seguridad adecuados porque se había extinguido su capacidad en el incendio anterior. Los funcionarios pudieron salvar al interno, pero uno de ellos tuvo que ser trasladado a la mutua por inhalación de humo. Queremos destacar la intervención profesional de todos los funcionarios, salvando la vida de los internos, y poniendo en riesgo la suya propia una vez más, y esperamos una rápida y pronta recuperación de todos y cada uno de ellos”.

CSIF denuncia la grave imprudencia por parte de los servicios penitenciarios y recuerda que el Código Penal, en sus artículos 316, 317 y 318, sobre los delitos contra los derechos de los trabajadores, recoge que los que con infracción de las normas de prevención de riesgos laborales y estando legalmente obligados, no faciliten los medios necesarios para que los trabajadores desempeñen su actividad con las medidas de seguridad e higiene adecuadas, de forma que pongan así en peligro grave su vida, salud o integridad física, serán castigados con las penas de prisión de seis meses a tres años y multa de seis a doce meses”. “Cuando el delito a que se refiere el artículo anterior se cometa por imprudencia grave, será castigado con la pena inferior en grado”. “Cuando los hechos previstos en los artículos de este título se atribuyeran a personas jurídicas, se impondrá la pena señalada a los administradores o encargados del servicio que hayan sido responsables de los mismos y a quienes, conociéndolos y pudiendo remediarlo, no hubieran adoptado medidas para ello”.

CSIF pondrá en manos de los servicios jurídicos e Inspección de Trabajo estos hechos tan graves y no cesará hasta que se depuren responsabilidades por estas reiteradas negligencias en contra de la seguridad, la salud y la vida de los funcionarios que prestaron servicio en estos incidentes.