Inspección de Trabajo da la razón a CSIF respecto al lamentable estado de las instalaciones policiales de emergencias de Barcelona
05 de Mayo de 2021

Inspección de Trabajo da la razón a CSIF respecto al lamentable estado de las instalaciones policiales de emergencias de Barcelona

Inspección de Trabajo le da la razón a CSIF respecto al lamentable estado de las instalaciones policiales de emergencias, donde se ubica la Sala Conjunta de Comandament. En este centro de gestión prestan servicios la Guardia Urbana de Barcelona, Mossos d’Esquadra, Bomberos y SEM de manera conjunta y se coordinan los servicios de los cuerpos de emergencia de la ciudad, las 24 horas del día, durante los 365 días del año. Esta sala se creó en 2005 y se ubicó en el edificio de la calle Lleida de Barcelona de manera provisional.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, lleva tiempo denunciando esta situación y solicitando un nuevo emplazamiento que garantice la seguridad y la salud laboral de sus trabajadores, que son los que velan por la seguridad ciudadana, el orden público y dan soluciones inmediatas a las emergencias de la ciudad. A tal fin, en octubre del año pasado interponían queja ante Inspección de Trabajo que ha reconocido las anomalías tanto en instalaciones como en material operativo. Por ello, requiere al Ayuntamiento de Barcelona para que:

“1. Garantice con carácter inmediato el adecuado estado de los equipos de trabajo y, especialmente, de PVD y radios, asegurando que los trabajadores conocen el mecanismo de comunicación de las incidencias al respecto.

2. Garantice con carácter inmediato el buen mantenimiento de la instalación de fontanería y desagües para evitar colapsos.

3. Se garantice la ejecución de las medidas derivadas de la evaluación de riesgos psicosociales, estableciendo el mecanismo de pausas correspondientes por atención mantenida a PVD. Plazo: dos meses.

4. Se evalúe el nivel ambiental de ruido y se planifiquen las medidas preventivas adecuadas. Plazo: dos meses”.

Además, requiere a la empresa a que, con carácter inmediato, “se tomen medidas correctoras adecuadas para subsanar las deficiencias detectadas en el informe de calidad del aire y se revise la correcta implantación de las mismas”, se garantice que “los valores de temperatura y humedad se encuentran dentro del rango legalmente establecido” y se solicita que se procede a abrir nuevo expediente a los efectos de practicar investigación específica sobre la presencia de gas radón.

CSIF exige al Ayuntamiento de Barcelona que se proceda de manera inmediata a las solicitudes de la Inspección de Trabajo y se subsanen las anomalías que crean un grave perjuicio para la salud de los trabajadores.

(Se adjunta resolución de Inspección de Trabajo y denuncias de CSIF)

Barcelona, 5 de mayo de 2021