CSIF denuncia la falta de voluntad negociadora del Ayuntamiento de Tarragona
14 de Abril de 2021

CSIF denuncia la falta de voluntad negociadora del Ayuntamiento de Tarragona

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, denuncia que, después de nueve semanas de concentraciones, no se ha conseguido que el Ayuntamiento de Tarragona de ni un paso hacia delante y no ha habido intención de negociación.

El Ayuntamiento alude que ha accedido ya a varias de las peticiones sindicales, pero para CSIF no es cierto ya que:

“La aprobación de las bases generales que tienen que regir los procesos selectivos, ya estaban negociadas, pero de repente la corporación envió un borrador con modificaciones que no beneficiaban en nada al personal interino del Ayuntamiento, para finalmente pactar lo ya pactado”.

“El plan de racionalización, con una oferta que incentiva la jubilación anticipada, ya lo teníamos (y está recogido en el acuerdo general) pero nos lo quitaron sin ningún aviso. Nos presentaron un plan a la baja, al cual los sindicatos presentamos propuestas de mejora y la respuesta fue anular por decreto el plan presentado por la corporación. Este decreto se recurrió por vulneración del derecho a la negociación colectiva, recurso que no ha recibido respuesta, pero si sorpresivamente una nueva oferta, con un nuevo plan, que no llegará a todo el mundo, mucho más restrictivo y muy por debajo del que presentó y anuló hace más de un año. Incentivar la jubilación anticipada, ahorraría costes de antigüedad, costes de seguridad social por substituciones, complementos por bajas laborales, permitiría incorporar nuevo personal con menores costes y todo en conjunto redundaría en una mejor prestación de los servicios públicos y atención a los ciudadanos”.

“Los permisos por las visitas médicas y las pruebas diagnósticas también lo teníamos concedido, pues era algo regulado por normativa que se había negociado aplicar. Pero nos lo sacaron hace un año para volver a negociarlo. Después de más de un año de no poder disfrutarlos (y en el peor momento a nivel sanitario) no es para agradecerlo”.

“Y que paguen las antigüedades tampoco se podría considerar un éxito, pues es algo a lo que están obligados. También, recordemos que todavía no están pagando atrasos y otros conceptos que se remontan al 2017. Estos atrasos son parte del salario de las personas que trabajan para el ciudadano de Tarragona”.

Desde CSIF no reclaman ni mejoras ni renegociaciones al alza, reclaman una actitud negociadora sobre los acuerdos que se han perdido o que nunca han llegado a aplicarse del todo:

- El desarrollo de la carrera profesional.

- Recuperar las retribuciones por antigüedad, que ya tenían reconocidos, negociados y acordados desde hace muchos años.

- El cumplimiento del acuerdo específico de las condiciones de trabajo del personal de la Guardia Urbana, ya negociado, acordado y aplicado hasta hace dos años. También el aumento de la plantilla de este cuerpo policial -a la que se había comprometido ya el anterior gobierno- ya que con las últimas incorporaciones apenas se puede cubrir al personal que se ha jubilado.

- Que se haga efectiva la resolución europea y se acabe con la temporalidad laboral, del 47% de la plantilla, y que este personal pueda participar en las oposiciones con el reconocimiento de los méritos obtenidos.

- Que paguen los atrasos a la plantilla, aprovechando este superávit del que hacen alarde. Tampoco se pagan indemnizaciones por jubilación anticipada, ni otros conceptos ya pactados y que, de manera unilateral, después de aplicarse por muchos años, ahora han decidido no continuar pagando. Tampoco restituyen las jubilaciones que ha habido en la Guardia Urbana ni en el Ayuntamiento en general, y no se suplen estas bajas. Hay unas oposiciones que se aprobaron a principios del 2020 y aún no se han realizado las pruebas.

CSIF informa que, junto al resto de los sindicatos que trabajan para garantizar los derechos laborales de la plantilla municipal, continuarán concentrándose y haciendo todo lo posible para recuperar los derechos perdidos.