Brians 1: la prisión catalana más conflictiva
15 de Marzo de 2021

Brians 1: la prisión catalana más conflictiva

CSIF sigue denunciando las agresiones a funcionarios en las prisiones

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, denuncia que, en el año 2020, 288 trabajadores penitenciarios catalanes han sufrido ataques y agresiones violentas por parte de internos/as, que en la mayoría de los casos han requerido asistencia médica y en algunos ha ido acompañada de una baja laboral. Esta cifra, que cuenta las agresiones graves o leves, se eleva a 487 si sumamos las tentativas de agresión registradas. Ello conlleva que, contando las tentativas, ha habido un incremento de 2,53%, si bien al contabilizar exclusivamente las agresiones culminadas hay una disminución de un 4,32%. Se ha pasado de las 301 agresiones del año 2019 a las 288 del 2020. (Estos datos son totalmente oficiales y proporcionados por la Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima).

El ranking lo encabezan el Centro Penitenciario de Brians 1, que cuenta 137 agresiones, Brians 2, con 34, y Puig de les Basses (Girona) con 28. Así, Brians 1 recibe el 48% del total de agresiones, Brians 2 un 12% y Puig de les Basses un 10%.

El CP de Brians 1 sigue siendo el más conflictivo, tal vez porque sus instalaciones están obsoletas, sufren falta de personal (como todos los centros), acoge a presos preventivos y es la segunda prisión con más internos en Cataluña, por detrás de Brians 2.

En el sindicato lamentan que, “en estas estadísticas nunca vendrán reflejadas las secuelas psicológicas que quedan en los funcionarios tras haber presenciado o sufrido cualquier tipo de violencia por parte de un interno”.

CSIF solicita la revisión del protocolo de agresiones, creado a instancia del sindicato y propuesto en la Comisión Paritaria de Función Pública el 3 de mayo de 2016, para actualizar aquella información que haya podido quedar obsoleta o que haya demostrado ser ineficaz. Denuncian el incumplimiento parcial del punto 6.3.b del protocolo que recoge el procedimiento de denuncia de los hechos y de información al profesional. El 100% de los casos graves se ha denunciado (30), mientras que de los 190 casos considerados como leves sólo se han puesto en conocimiento del juzgado 51 casos, lo que supone un 26.8%. “Consideramos que se vulnera lo redactado en el protocolo de agresiones y solicitamos que se aplique taxativamente dicha norma”.

A su vez, CSIF exige formación, información y medidas de seguridad para estos funcionarios y solicita que los responsables de la Secretaría de Medidas Penales traten las estadísticas, que ellos mismos proporcionan, aplicando autocrítica, buscando soluciones al grave problema de las agresiones a funcionarios públicos y que adopten medidas valientes y urgentes que ayuden a reducir los preocupantes datos.

(Se adjunta informe anual sobre agresiones en las prisiones catalanas que elabora cada año CSIF Prisiones)