La Covid-19 se expande por las prisiones catalanas
03 de Noviembre de 2020

La Covid-19 se expande por las prisiones catalanas

36 internos positivos por Covid-19 en el CP de Ponent y a la espera de las pruebas de los funcionarios

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, denuncia que la Covid-19 se expande por las prisiones catalanas. Ayer le tocó al Centro Penitenciario de Ponent (Lleida) con 36 internos positivos y a la espera de las pruebas PCR de los funcionarios.

CSIF lleva días pidiendo medidas urgentes ante los brotes en las prisiones catalanas. Es del todo inaudito que las nuevas medidas restrictivas impuestas por la Generalitat no afecten a las comunicaciones de las cárceles catalanas y no se hayan cancelado ya las comunicaciones especiales.

Ayer, la directora del centro informaba al sindicato de que, después de dar 3 internos positivo en Covid-19 por prueba PCR, se habían hecho test rápidos a todos los internos del módulo 4. El resultado es preocupante: 36 internos positivos, que ha llevado al equipo directivo a aislar el módulo. Según la dirección, se han iniciado todas las gestiones encaminadas a que se realicen las pruebas médicas PCR a los funcionarios.

La preocupación del personal penitenciario de Ponent es evidente. Además, el módulo 4 es el más delicado porque alberga a los internos que se mueven por todas las instalaciones de la prisión puesto que se encargan de tareas de mantenimiento del centro, cocina, etc. así que el riesgo de contagio es muy alto.

CSIF exige la adopción de todas las medidas necesarias para proteger la salud de los trabajadores y la seguridad en el interior del centro penitenciario y que se implementen todas aquellas medidas que se adoptaron en la primera ola para proteger al centro, a sus trabajadores y a los internos. “Hay que implementar horarios, turnos, restringir la entrada de voluntarios, suspender comunicaciones, etc. Ahora, más que nunca, el centro tiene que proporcionar los EPI’s necesarios para cada turno y de acuerdo con las circunstancias que se vayan sucediendo. Se necesita una dotación de personal extraordinaria y urgente, así como exigir toda la transparencia en la comunicación de los datos. También es necesario ser muy cuidadosos con los protocolos establecidos para luchar contra la pandemia: distancia, higiene y mascarillas”.

CSIF ya informó de que las prisiones catalanas estaban al límite y vuelve a exigir a la Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima que adopten, de inmediato, todas las medidas oportunas para frenar los contagios dentro de las prisiones catalanas.