CSIF denuncia una nueva agresión a un funcionario de prisiones y la muerte de un interno a manos de otro en el CP de Brians 2
14 de Octubre de 2020

Jornada negra en el CP de Brians 2

CSIF denuncia una nueva agresión a un funcionario de prisiones y la muerte de un interno a manos de otro en el CP de Brians 2

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, denuncia una nueva agresión a un funcionarios en el Centro Penitenciario de Brians 2 (Barcelona) y un interno muerto como resultado de un ataque de otro preso. Además, informan de dos muertes más, en extrañas circunstancias, de dos internos en los últimos 5 días en dicho centro. El balance es escalofriante: 3 internos muertos y un funcionario agredido, coincidiendo con el reinicio de las comunicaciones familiares, que fueron muy criticadas por el sindicato ante la nueva ola de contagios por Covid-19.

Desde CSIF lo achacan a la falta endémica de personal que sufre este centro, como todos los otros, y declaran que “en la situación sanitaria que estamos, obviamente todas las medidas deben ir dirigidas a la prevención y control del virus, y Brians 2 ha sido un claro ejemplo de un trabajo coordinado entre todos los actores protagonistas, pero no es menos cierto que la seguridad nunca debe quedar en un papel secundario, y parece ser que nuestra Administración no lo entiende de igual manera. Que el centro más grande de Cataluña, tanto en extensión como en población reclusa, tenga un déficit de 42 trabajadores es un dato alarmante y que bajo ningún concepto debería permitirse”.

Ayer, vivieron una jornada negra en Brians 2. Durante el servicio de la tarde aconteció un episodio dantesco cuando un interno agredía, con premeditación y alevosía, a otro interno clavándole hasta 25 veces un artilugio punzante en cuerpo y cuello, provocándole la muerte. La profesionalidad nuevamente de los funcionarios de servicio impidió que el resultado fuera aún peor y que el número de lesionados aumentase. En el mismo día, un funcionario fue agredido por otro interno que, utilizando el factor sorpresa y de forma cobarde, golpeaba a un funcionario con una patada en el costado y, mientras éste se encontraba en el suelo, le amenazó con clavarle dos palos resultantes de partir una escoba por la mitad.

“Otro caso de agresión premeditada y que no responde al perfil de enajenación momentánea. En lo que llevamos de año, 30 funcionarios del centro de Brians 2 han sido agredidos y 28 han sufrido tentativas de agresión. Actos documentados y corroborados por funcionarios y servicios médicos, hechos objetivos documentados con informes médicos y que en ocasiones suponen la baja médica del trabajador/a”.

“Estos hechos no pueden ser etiquetados como algo que va en nuestro sueldo, no se pueden seguir permitiendo y manteniendo ratios de 1 funcionario por 33 internos. Una gestión así es peligrosa y negligente, y que juega claramente con la seguridad de sus trabajadores. Llegado el momento deberán depurar responsabilidades hacia quien, desde hace años, trata con menosprecio a un colectivo que deja evidencias continuas de su profesionalidad sin obtener respuesta satisfactoria a sus demandas”.

En el primer semestre del año, las agresiones en las prisiones catalanas siguen siendo preocupantes, sin que hasta la fecha se hayan sabido controlar de forma contundente. Un total de 154 funcionarios fueron agredido y/o amenazados en el transcurso de su trabajo. De ellos, 25 precisaron de baja médica como consecuencia de una agresión, sumando un total de 528 días de baja laboral. Lo más destacable son las elevadas cifras de agresiones en el Centro Penitenciario de Brians 1 ( con un total de 60, con una gran diferencia sobre el resto de centros) , seguido por Brians 2 (con un total de 24, que a día de hoy se eleva a 30, y que duplica las cifras del año anterior en el mismo período).

CSIF exige que, de forma inmediata, la Subdirección de Recursos Humanos de los servicios penitenciarios catalanes tome las medidas necesarias para paliar el déficit de personal que sufre Brians 2, el centro más grande de toda Cataluña, y los demás centros penitenciarios catalanes.