CSIF exige a Ester Capella mejoras urgentes en los Servicios Penitenciarios catalanes
29 de Junio de 2020

CSIF exige a Ester Capella mejoras urgentes en los Servicios Penitenciarios catalanes

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, exige a Ester Capella, consellera de Justicia de la Generalitat, mejoras urgentes en los Servicios Penitenciarios catalanes.

En una carta abierta, el presidente de CSIF Lleida le recrimina a Capella su inacción y falta de inversión en las prisiones catalanas. Infraestructuras obsoletas, falta de material y mantenimiento, condiciones laborales precarias, falta de personal, falta de promoción interna y oposiciones, plantillas envejecidas, abuso del interinaje, etc. En resumen, el reflejo de “una Administración opaca, lenta e ineficaz”.

“Fue entrar usted como consellera y se pararon todas las inversiones prometidas. Y así seguimos teniendo unos centros que se caen a trozos, sin ser excesivamente viejos. Cada día nuestro trabajo es una lucha para arreglar los deterioros porque falta hasta el material más básico. En muchos casos hay celdas cerradas durante meses por falta de recambios”.

“Si en infraestructuras el descontrol es monumental, en materia de personal el panorama es desolador. Señora Capella, yo acuso a su Departament de Justicia de conculcar sistemáticamente los derechos de los trabajadores del ámbito penitenciario. Se conculca el derecho a la promoción profesional, nombrando de forma provisional mandos intermedios. En los últimos 10 años hemos tenido solamente un concurso de mandos intermedios y ahora estamos pendientes de resolución de un concurso convocado hace más de un año. Su Departament de Justicia nos tiene acostumbrados a procesos escasos, insufribles e interminables que han dado como resultado que más del 50% de los mandos intermedios de nuestros centros ocupen sus puestos de forma provisional. Se conculca también el derecho de los trabajadores a optar a las plazas vacantes mediante los concursos de traslados. Como en el caso de los mandos, en los últimos 10 años hemos tenido un único concurso de traslados, de tal suerte que casi un 40% de los puestos base están ocupados de forma provisional”.

“Si el Centro Penitenciario de Ponent (Lleida) generó en el 2019 más de 20000 horas extra, destrozando y conculcando la ley que han hecho ustedes sobre las horas extraordinarias, seguramente es porque falta personal. Que en un período de 10 años tengamos solamente un concurso de mandos intermedios y otro de puestos base, cuando en el mismo período nuestros compañeros del resto del Estado han tenido 7 concursos de traslados, deja bien claro su descontrol. No me olvido del área de tratamiento, donde están en marcha diferentes procesos de selección y los correspondientes concursos de traslados, después de más de 20 años sin oposiciones y concursos en el caso de los educadores”.

“En materia de personal merecen un capítulo aparte los compañeros interinos. Su Departament de Justicia, señora Capella, se comporta como una empresa de trabajo temporal paradigmática, con ‘contratos basura’ de una semana en no pocos casos y de un mes de forma habitual. Se conculca el derecho de estos compañeros a las vacaciones, se conculcan sus horarios, cambiantes según las necesidades, y se conculca su derecho a un trabajo digno, tal como establecen diversas sentencias, entre ellas la del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de este mes de marzo. Con usted de consellera seguimos engordando el número de interinos, hasta superar los 700, haciendo imposible el objetivo de bajar la interinidad al 8%, tal como establece el II Acuerdo para la mejora del empleo público y las condiciones de trabajo. Señora Capella, vamos camino de superar el 30% de interinos en el área de vigilancia, porque si nos referimos al área de tratamiento supera el 80%. En los últimos 10 años solamente ha habido una oposición, mientras nuestros compañeros del resto del Estado han tenido 8 oposiciones”.

En cuanto al envejecimiento de las plantillas, según datos facilitados por su Departament, el 27% de la plantilla de prisiones supera los 55 años. En el caso de los centros leridanos supera esa edad el 46%. Y más del 78% supera los 50 años.

(Se adjunta carta abierta del presidente de CSIF Lleida)