Plagas de ratas y cucarachas y brotes de legionela en las comisarías policiales de Barcelona
18 de Junio de 2020

Plagas de ratas y cucarachas y brotes de legionela en las comisarías policiales de Barcelona

CSIF denuncia una plaga de ratas en la comisaria de Sant Andreu y otra de cucarachas en la sala conjunta de mando del edificio de Pi i Sunyer así como un nuevo brote de legionela en la comisaria del Eixample de Barcelona

CSIF constata, una vez más, la dejadez, por parte de la Administración, en la conservación, limpieza y mantenimiento de las instalaciones policiales de la Guardia Urbana de Barcelona

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y primera fuerza sindical en la Guardia Urbana de Barcelona (GUB), denuncia una plaga de ratas en la comisaria de Sant Andreu de la GUB y otra de cucarachas en la sala conjunta de mando del edificio de Pi i Sunyer además de un brote de legionela en la comisaria del Eixample de la ciudad.

El servicio de prevención de riesgos laborales de CSIF ha podido constatar, el pasado viernes día13 de junio, diversas plagas debido al mal estado de conservación, limpieza y mantenimiento de las comisarias de la GUB de San Andrés y Pi i Sunyer. En la Comisaria de la UT9 San Andreu, aparecieron ratones en la sala de descanso (comedor). En la sala conjunta de mando del edificio de Pi i Sunyer, aparecieron cucarachas de gran tamaño, además de la plaga de mosquitos que vienen sufriendo desde la llegada del calor. Además, en la comisaria del Eixample de la ciudad se ha confirmado un brote de legionela. En abril se detectó otro brote en la comisaria de Ciutat Vella.

“Desde CSIF constatamos, una vez más, la dejadez que por parte de la Administración existe, en lo relativo a la conservación, limpieza y mantenimiento de las instalaciones de las comisarias policiales de la Guardia Urbana”.

Los continuos problemas de insalubridad, provocados por las condiciones inapropiadas de las instalaciones, están sacando a la luz las deficiencias de las ésas, la falta de mantenimiento y la dejadez de la Administración, que tiene la obligación de preservar y garantizar la salud y las condiciones laborales de sus trabajadores.

A tal efecto, el sindicato ha remitido dos escritos al jefe del departamento de Prevención de Riesgos Laborales del Ayuntamiento de Barcelona. En uno les instan, con carácter urgente, “para que se activen los protocolos de plagas, que existen a este respecto, para corregir estas situaciones lo antes posible y se aborde la situación de la mayoría de las comisarías, que son muy antiguas y no reúnen las condiciones de edificios nuevos acordes con cuerpos policiales modernos como es la Policía de la Guardia Urbana”. En otro les exigen “seriedad y rigor, a la hora de gestionar los brotes de legionela que se están sucediendo inexplicablemente”.