CSIF solicita a Inspección de Trabajo el cierre de los módulos de playa de la Guardia Urbana de Barcelona
22 de Mayo de 2020

CSIF solicita a Inspección de Trabajo el cierre de los módulos de playa de la Guardia Urbana de Barcelona

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y mayoritario en la Guardia de Barcelona, solicita a Inspección de Trabajo el cierre de los módulos de playa de la Guardia Urbana de Barcelona por las graves deficiencias en las instalaciones.

La unidad de playas de Guardia Urbana de Barcelona se creó en 2012. Es una unidad temporal que presta servicio durante el periodo estival. Consta de una comisaría ubicada en Paseo Joan de Borbó y dos módulos anexos ubicados en la zona de playas y que sirven como apoyo para llevar a cabo las tareas encomendadas. Una vez finalizado el periodo estival, los módulos quedan cerrados hasta el inicio del siguiente periodo.

CSIF ya avisó al Ayuntamiento de Barcelona, durante 2017 y 2018, de las problemática que sufrían estos módulos y, ante la inacción de éste, el sindicato presentó denuncia ante Inspección de Trabajo a principios de marzo de este año, por las graves deficiencias detectadas -y no subsanadas- en las últimas evaluaciones de riesgos laborales así como en las visitas realizadas a estas instalaciones por los delegados de prevención del sindicato, que constatan que los agentes destinados a las unidades de playas tienen que realizar su trabajo en unas condiciones deplorables de higiene y de seguridad, además de no percibir las dietas diarias que les deberían corresponder.

Desde el año 2017, no se ha realizado ninguna acción de mejora sobre los módulos para adecuarlos a la normativa vigente en materia de prevención ni se han subsanado los riesgos detectados.

CSIF denuncia y pone de manifiesto “la grave dejación de funciones organizativas y operativas por parte de la Administración a la hora de subsanar dichas deficiencias, las cuales repercuten, directamente, sobre la salud de los trabajadores.”

Por ello, CSIF ha solicitado, a Inspección de Trabajo, el cierre de los módulos de playa ante su inminente puesta en marcha y el posible uso de estos módulos para su servicio, ya que no reúne las condiciones de seguridad expuestas en las evaluaciones y conlleva un riesgo para la seguridad y salud de los trabajadores.

(Se adjunta denuncia ante Inspección de Trabajo)