CSIF denuncia la falta de medidas preventivas y de información sobre el coronavirus en Cataluña
12 de Marzo de 2020

CSIF denuncia la falta de medidas preventivas y de información sobre el coronavirus en Cataluña

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, denuncia la falta de medidas preventivas y de información sobre el coronavirus en Cataluña. Para el sindicato es de una gran gravedad. Sectores tan sensibles como la Sanidad y Justicia están especialmente desprotegidos.

Datos recogidos por CSIF, en los distintos sectores, muestran que hay administraciones desprotegidas y que no se están tomando las medidas preventivas oportunas ni se está informando de la evolución del COVID-19.

Sanidad:

Ayer informaron de 3 muertos y 20 casos confirmados de coronavirus -entre ellos ocho profesionales sanitarios- en un brote concentrado de "impacto importante" en el hospital de la ciudad de Igualada (Barcelona). Se han aislado unas 250 personas por contacto, de los que casi 200 son profesionales sanitarios. Esta es una pequeña muestra de lo que está pasando en muchos hospitales de Cataluña. Falta de información y de medidas preventivas para el personal sanitario.

El Hospital de Bellvitge está descontrolado. El personal del centro manifiesta que la dirección no informa y los trabajadores se enteran por vías internas. La Unidad Básica de Prevención está bloqueada y no ha informado de los casos positivos, ni del personal que ha estado en contacto con el sars-cov2. Ayer a las 22:30 recibieron la información que Bellvitge suspendía, este mes, permisos y vacaciones del personal.

El personal se queja de que faltan EPI (equipo de protección individual). Faltan mascarillas – que les obligan a reutilizarlas- y gafas. Ha habido varios casos en los que antes de tener la prueba de si el paciente estaba infectado se han suspendido las medidas de aislamiento del paciente y luego ha resultado positivo. El personal sanitario no ha sido informado y se ha tratado al paciente de una forma rutinaria. Ello conlleva que el personal sanitario podría estar infectado también y está preocupado y se siente desamparado. La Unidad Básica de Prevención está bloqueada y el personal en contacto con un caso positivo manifiesta que la UBP no los llama para mantenerles informados.

En el Hospital de Vall d’Hebron, por ahora, van manteniéndose, aunque a finales de marzo se prevé un colapso de urgencias y reclaman más protección para el personal sanitario.

En hospitales como Can Ruti (Bracelona) y el Trueta de Girona no han colgado ni planes de contingencia.

Justicia:

Los Juzgados están abiertos, pero, prácticamente en su totalidad, no tienen ninguna medida preventiva. No les han facilitado nada: ni geles hidroalcohólicos ni mascarillas ni medidas de distancia, pero el Consejo del Poder Judicial ofrece el teletrabajo a fiscales. Esta situación es grave en servicios como Registro Civil, Juzgados de Guardia, servicios de atención ciudadanía y todo servicio de actos de notificación que se realizan fuera de la sede judicial (notificaciones a particulares o notificaciones en centros penitenciarios) ya que los funcionarios van sin ningún tipo de prevención. Por la Ciudad Judicial de Barcelona se mueven más de 8.00 personas al día.

En Prisiones, la Administración no da información. Anulan salidas previstas, nuevos ingresos los sitúan en el mismo modulo, etc. pero no dan información oficial por no crear alarma entre los internos, pero tampoco le dan información al personal penitenciario siendo que es un sector especialmente sensible.

Administración General del Estado:

Se ha informado de las medidas preventivas comunicadas por el Gobierno a nivel nacional pero tampoco tienen medios preventivos

Para CSIF esto es un despropósito. La previsión es que los casos de infecciones por coronavirus en Cataluña podrían elevarse hasta los 1.500 la semana que viene, porque la tasa de contagio es "bastante alta”. Los protocolos que se están aplicando no están siendo lo suficientemente eficaces y no están adaptados desde el punto de vista de la bioseguridad y la contención.

Las autoridades sanitarias deben adoptar medidas más restrictivas y específicas para contener la propagación del coronavirus, teniendo en cuenta que hasta el momento no hemos sido capaces de contenerlo.

CSIF exige información y que se tomen, urgentemente, las medidas preventivas oportunas y exige la máxima seguridad y las máximas medias de protección y prevención para el personal sanitario.

El martes, CSIF, ante los últimos acontecimientos sobre la expansión del coronavirus, los nuevos casos en la población en general y entre el personal de las administraciones y servicios públicos (Sanidad, Administración General del Estado, Prisiones, Educación, personal del Ejército, fuerzas y cuerpos de seguridad, entre otros), reclamaba al Gobierno medidas más restrictivas en las Administraciones Públicas para contener al coronavirus y trasladaba a las autoridades sanitarias sus propuestas: https://www.csif.es/contenido/nacional/general/291220