Nos vamos a la huelga
CSIF juzga insuficiente la propuesta realizada por la dirección de Correos para evitar la huelga del viernes 30-N. Las próximas 48 horas serán decisivas.
27 de Noviembre de 2018

"De aquí al jueves, todavía puede haber novedades importantes. No podemos conformarnos con la propuesta que hoy nos hizo la empresa”. Así resume Manuel González Molina, presidente de CSIF EPE (entidades Públicas Estatales) la reunión de esta tarde con la dirección de Correos. El resultado es que no se va a desconvocar la huelga del 30 de noviembre. Es más, hasta el jueves no se decidirá. Por lo tanto, las siguientes 48 horas serán decisivas, entre otras razones porque de la supresión obligatoria de los sábados la dirección no ha avanzado nada. Tal y como defiende CSIF, esta es una de las negociaciones básicas para miles de empleados. Un problema que queremos solucionar ya.

Es verdad que la propuesta de Correos incluye avances en materia salarial y de empleo. Es verdad que en 2020 podríamos alcanzar una subida de sueldo de hasta el 7%, tal y la propuesta presentada por la empresa, que se ha comprometido a aplicar este año la subida del 1,75%, acordada en marzo por las administraciones, con carácter retroactivo y a pagarla en febrero de 2019 para el personal laboral. También es verdad que la tasa de reposición de empleo que ha presentado Correos con 1.612 plazas para 2018 y 3.274 entre 2019 y 2020 contribuirán a reducir este acuciante 35% de temporalidad que hoy azota a la plantilla. Pero, además, esta propuesta, que nos hace Correos, también avanza en la promoción interna de los funcionarios, en la desprovisionalización de las jefaturas in termedias y se reconoce la necesidad de agilizar los concursos de traslados, capaces de eternizarse en los últimos años.

Y no nos parece mal. Pero queremos más. Y no nos importa que los tiempos esten muy justos, porque este es el momento de suprimir los sábados obligatorios, de actualizar permisos, de recuperar el plan de pensiones y, en definitiva, de dar un verdadero paso adelante. “Necesitamos más”, resume el presidente de CSIF EPE, “y no descarto que en las próximas 48 horas podamos lograrlo", añade. "Pero hay que tener paciencia, pues el jueves tenemos la tercera reunión con la empresa en la que se decidirá definitivamente si vamos o no a la huelga. Y todo depende de lo que nos ofrezcan”.