CSIF denuncia que los municipios catalanes se quedarán sin oficinas liquidadoras
06 de Octubre de 2016

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, denuncia que los ciudadanos de Cataluña serán los que paguen las consecuencias de este sin sentido. Los ciudadanos tendrán que desplazarse para poder realizar los mismos trámites actuales o bien deberán pagar a un gestor.

De las 53 oficinas existentes pasarán a solo 15 oficinas. Este recorte de servicios al ciudadano, provocará el cierre de las oficinas en: Igualada, Esplugues y L'Hospitalet, El Vendrell, Amposta, Arenys de Mar, Balaguer, Berga, Cerdanyola, Cervera, Falset, Gandesa, Les Borges Blanques, Lloret de Mar, Martorell, Mollet del Vallés, Montblanc, Olot, Palafrugell, Palamós, Pineda de Mar, Puigcerdà, Ripoll, Roses, Rubí, Sant Cugat, Sant Feliu de Guixols, Sant Vicenç dels Horts, Sitges, Solsona, Sort, Tremp, Valls, Vielha y Vilanova y la Geltrú. A parte de la pérdida de la atención personal, los ciudadanos para pagar los impuestos de transmisiones patrimoniales, sucesiones y donaciones, deberán desplazarse en muchos de los casos, hasta cerca de 50Km para ir a unas de las 15 oficinas que pretenden abrir.

Pero no son los únicos afectados. Desde hace ya muchos meses, el colectivo de los trabajadores de las oficinas liquidadoras denuncia la situación angustiosa que viven por la amenaza del Gobierno Catalán de denunciar el convenio con los Registradores y llevar a cabo la gestión propia sin personal ni medios ni oficinas de atención y recaudación.

Los trabajadores de estas oficinas pasan por un momento muy delicado: Promesas sin cumplir, resoluciones parlamentarias pasadas por alto y un menosprecio continúo por parte de la Secretaria de la Hacienda Catalana. Deberán concursar, sufrirán una merma considerable en su nivel adquisitivo, perdida de sus derechos adquiridos, sufrirán traslados, desplazamientos y cambios de residencia. Es un agravio hacia un colectivo que siempre ha respondido con eficacia a la Agencia Tributaria de Cataluña.

CSIF denuncia que la Generalitat persiste en el incumpliendo de la resolución unánime de todos los grupos parlamentarios de fecha 14 de julio de 2016, en concreto respecto a los siguientes puntos: Mantener reuniones periódicas informativas con los representantes de los trabajadores de las oficinas liquidadoras de Cataluña para explicarles el plan de futuro desarrollo desde el nuevo modelo territorial de la Agencia Tributaria de Catalana, y el hecho de dejar fuera a los representantes de los trabajadores de la comisión de seguimiento, constituida ayer por la Secretaria de Hacienda y el Decanato Autonómico de los Registradores, para hacer el seguimiento y garantizar la información del plan de desarrollo del nuevo modelo, en especial sobre los procesos de provisión provisional para la cobertura de los puestos de trabajo adscritos a las nuevas oficinas de la Agencia Tributaria de Cataluña.

(Se adjunta Moción Parlamentaria de 14 de Julio de 2016 donde se votan, de forma unánime, éstos entre otros puntos.)