CSIF considera un “engaño” el acuerdo de UGT y CCOO sobre las pagas extras
13 de Diciembre de 2018

CSIF considera un “engaño” el acuerdo de UGT y CCOO sobre las pagas extras

CSIF considera que los sindicatos han decido pronto y mal ante la Generalitat por intereses propios

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, considera un engaño el acuerdo de UGT y CCOO sobre las pagas extras. Un mal acuerdo que llega tarde y sin unas mínimas garantías de llevarse a cabo.

Desde CSIF declaran que “UGT y CCOO han firmado un acuerdo –uno más- con el Gobierno de la Generalitat de devolución de las pagas extras de 2013 y 2014 en "cómodos plazos" en 4 años: la extra de 2013 se abonará entre 2019 y 2020, y la de 2014 entre el 2021 y 2022”. Para CSIF estos plazos son inaceptables y tampoco son reales “ya que ni la extra de 2013 ni la de 2014 se pagan en 4 años: la del 2013 se pagaría después de siete años de su sustracción; y la de 2014, ocho años después. No tenemos nada más que una vergüenza y un fracaso negociador.” El pago está siempre sujeto a la inclusión del gasto en las partidas correspondientes en los presupuestos de la Generalitat pero hay que recordar que en últimos años no ha habido presupuestos y, cuando se aprobaba uno, éste se prorrogaba durante mucho tiempo. Además, la Generalitat ha incumplido sus acuerdos de manera reiterada así que esperar cobrar las pagas extras es una ilusión.

CSIF considera que si se ha llegado a un acuerdo ha sido por la manifestación del 29 de noviembre donde 25 mil trabajadores de todos los sectores de la Generalitat salieron a la calle para reclamar sus derechos. Aquel día, nadie quiso abalar la huelga general de los sindicatos de clase por considerar que no habían hecho nada hasta ese momento. Luego, ellos convocaban una huelga general porque no podían hacer otra cosa para justificar su labor sindical pero la abortaron ante un acuerdo nada favorable para los funcionarios y que podría estar enmascarado por las cuantiosas subvenciones que la Generalitat destina a CCOO y UGT.

(Se adjunta comunicado autonómico de CSIF)