CSIF denuncia que siguen los problemas con los menores extranjeros no acompañados
16 de Octubre de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, denuncia la situación que se vive actualmente en relación a los menores extranjeros no acompañados (MENAS) en las comisarías.

Recientemente ha saltado la noticia sobre un brote de sarna en la comisaría de Mossos d’Esquadra de Ciutat Vella después de que un menor inmigrante durmiera varias noches en la sala habilitada para ellos, resultando que actualmente dicha sala está fuera de servicio, cerrada y en proceso de desinfección.

Desde CSIF denuncian el incumplimiento reiterado de todos los protocolos sobre protección de menores, su atención por servicios especializados de quienes son responsables de los mismos, la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) y el riesgo para los agentes y compañeros de las comisarias de contraer enfermedades, enfrentarse a dichos menores, que no en todos los casos son pacíficos, y de devenir responsables por la falta de diligencia y cuidado que requieren.

Es responsabilidad de la Generalitat, de la DGAIA y de los Servicios Sociales promover las actuaciones legales necesarias en defensa de derechos e intereses de los menores a quienes tutelan y que, en cuanto tengan conocimiento de la situación de desamparo de un menor, deben incoar, sin dilación, expediente y ocuparse del mismo.

La llegada de MENAS a las comisarías catalanas sigue siendo habitual. Esto supone para los agentes en servicio tener que hacerse cargo del total de las gestiones de comprobación de identidad, edad y gestión del menor con la DGAIA. Los menores se acumulan en zonas habilitadas ad hoc para su custodia, incumpliendo todas las medidas de seguridad, comodidad, higiene y atención al menor, hasta tanto no es trasladado al centro de acogida de la DGAIA.

CSIF denuncia que los responsables de menores en Catalunya, lejos de activar cuantos recursos sean necesarios para solventar el problema, acogen a dichos menores según la policía los va identificando, en plazas que tenían ya asignadas a otros menores que por lo que sea no se hallan en el centro – básicamente que sale del mismo y no retorna cuando llega su hora – con lo que van asignando las mismas plazas entre todos los menores que ahora mismo se encuentran en nuestras calles.

Actualmente en la provincia de Barcelona un sinfín de menores pasan entre diez o doce horas en comisaría custodiados por agentes de seguridad ciudadana hasta que les encuentran plaza vacante en algún centro de acogida o se escapan por voluntad propia. En otras provincias, como Girona, se repite el mismo proceso y esta misma mañana, eran seis los menores no acompañados custodiados en la ABP, dos de ellos de doce años.

CSIF se pone a disposición del conjunto de agentes policiales a efecto de estudiar cada caso concreto en que deban custodiar a un menor no acompañado más allá de las primeras actuaciones de atención y traslado ante los órganos especializados en la determinación de su edad y en su atención y denunciamos a los responsables de nuestro Departament el hecho de no haber elaborado un protocolo inmediato de solución del problema de los menores custodiados en las comisarías de seguridad ciudadana por lo que activaremos los mecanismos necesarios para denunciar dicha situación y reconducirla a los canales adecuados.