CSIF denuncia que la jubilación anticipada de la Policía Local dejaría a Santa Coloma de Gramenet sin agentes suficientes para la ciudad
15 de Octubre de 2018

La mala política de recursos humanos del Ayuntamiento podría dejar la ciudad con sólo 78 agentes

El Gobierno ya está ultimando los últimos detalles para sacar adelante el Decreto Ley por el cual las Policías Locales se podrán jubilar a los 60 años. El informe de Hacienda favorable a la jubilación anticipada de la Policía Local, que era el último trámite que quedaba pendiente, ya ha sido entregado tanto al Ministerio de Trabajo como a los sindicatos. Tras su tramitación será aprobado por el Consejo de Ministros a finales de noviembre o principios de diciembre si bien su entrada en vigor está prevista para enero de 2019.

Pese a que este adelanto lleva negociándose desde hace años, y a que tiene el visto bueno del Ministerio de Trabajo y de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) desde hace más de un año, el Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet no ha previsto cómo va a suplir todas las bajas que se producirán en el cuerpo.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, denuncia la falta de previsión en el Ayuntamiento de Santa Coloma en materia de seguridad que podría dejar a la ciudad con 25 policías locales menos al dejar de prestar servicio por acogerse a la jubilación anticipada. En la actualidad, la ciudad cuenta con unos 103 agentes. Por tanto, la entrada en vigor de la jubilación anticipada dejaría a la ciudad con un déficit de 39 agentes. Los 78 agentes en servicio que quedarían deberán cubrir los tres turnos diarios, más las unidades y dispositivos especiales.

A juicio de CSIF, con esta reducción de plantilla, se va a hacer imposible cumplir con los criterios de seguridad de una ciudad como Santa Coloma de Gramenet y con el resto de cometidos propios de la Policía Local.