CSIF vuelve a pedir a Ada Colau el cambio de ubicación de las comisarias de la Guardia Urbana tras las inundaciones
07 de Septiembre de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, ha presentado escrito ante el Ayuntamiento de Barcelona para pedir la reubicación de las comisarías de Barcelona afectadas por las inundaciones en la madrugada de ayer. La Comisaría de la UT2 Eixample, la Central de Gestión de Emergencias de Barcelona SCC/CGE y la Jefatura de Policía de la Guardia Urbana sufrieron graves daños después de las tormentas. Ello se debe a que, en su mayoría, se ubican en edificios obsoletos, insalubres o, simplemente, impropios para albergar puestos de trabajo del mayor colectivo de trabajadores municipales como es el de la Guardia Urbana de Barcelona.

CSIF exige que se proteja la seguridad y salud de sus trabajadores y se les ubique en un lugar de trabajo que ofrezca las oportunas medidas de salubridad.

Ya en julio de 2017, CSIF denunciaba las deplorables condiciones de insalubridad de las instalaciones en las que prestan sus servicios el personal de emergencias de la ciudad en la Central de Gestión de Emergencias de Barcelona y solicitaba que se les ubicara en un lugar que garantizara la seguridad y salud de sus trabajadores por problemas de altas temperaturas y humedades entre otras. En la plana baja y planta 1 (plantas subterráneas), se ubican los servicios de emergencias que carecen de sistemas de ventilación natural y que están expuestas a temperaturas extremas y a unos niveles de humedad importantes. Además albergan gran cantidad de aparatos y sistemas eléctricos. Todo ellos en un ambiente cerrado y hermético. A todo ello, ahora se añaden las inundaciones.

Este nuevo episodio deja latente el estado de las comisarías de la Guardia Urbana, el desdén de Ada Colau hacia su policía y un nuevo incumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales por parte de la alcaldesa.

“Le pedimos que con sus actos muestre un mayor respeto ante una institución de más de 175 años de historia, a la que, como a sus comisarías, usted la está dejando hacer aguas por todas partes. Le recordamos nuestra propuesta -de este mismo año- de construir una macro comisaría en los antiguos terrenos que ocupaban los Juzgados, en el Paseo Lluís Companys. Este espacio dispone de capacidad para albergar, precisamente, a la UT2, UT1, SCC y la propia Jefatura del Cuerpo.”