CSIF denuncia que la Generalitat deja a los menores extranjeros no acompañados en custodia en las comisarías de policía de la Guardia Urbana de Barcelona y Mossos d’Esquadra
03 de Octubre de 2018

En el ámbito territorial de Catalunya, el ejercicio de las competencias sobre protección de menores desamparados compete a la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) quien ejerce las funciones tutelares de los menores en situación de desamparo, según dispone la legislación civil catalana.

Es responsabilidad de la DGAIA la adopción de las medidas idóneas para conseguir la protección efectiva de los menores desamparados, para lo que cuenta con ayuda y colaboración de las entidades públicas y privadas relacionadas con la infancia y la adolescencia, debidamente autorizadas.

Es en este sentido donde cobran especialmente relevancia los hechos que se vienen sucediendo desde hace un par de meses en la provincia de Barcelona, cuando, los denominados MENA, dejaron de ser llevados ante los servicios especializados en menores del cuerpo de Mossos d’Esquadra y los servicios judiciales, para su atención y asistencia, siempre en interés del menor y con absoluta salvaguarda de sus derechos, tal y como obliga la vigente legislación.

El problema con la custodia de menores viene ya de lejos y la llegada masiva de menores extranjeros no acompañados a Cataluña ha puesto en jaque a los servicios de protección de menores

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, denuncia que, para mayor beneficio del menor, se haya eliminado su custodia especializada en sede judicial, hasta que la DGAIA se hiciera cargo del mismo y se haya acabado custodiando a dichos menores en las comisarías de policía donde los grupos de Seguridad Ciudadana, en general, prestan sus servicios, máxime cuando los agentes de policía vienen obligados a solicitar el auxilio de los servicios autonómicos competentes en materia de protección del menor (DGAIA) en caso que éste necesite ayuda inmediata.

Desde CSIF declaran que “son los agentes de policía quienes custodian a dichos menores en sus dependencias, donde actualmente conviven, vulnerando así no sólo los derechos de los propios menores a una atención especializada y garantista, sino también los de los propios agentes en servicio, quienes no tienen ni la formación ni la especialización que deben poseer las personas encargadas de la gestión de protección del menor. A su vez, muchos de los agentes de la GUB como de los Mossos han llevado, a nivel personal, alimentos y ropa de sus casas para estos menores dado que la Generalitat no nos provee de medios. ”

Por todo ello, desde CSIF, nos ponemos a disposición del conjunto de agentes policiales a efecto de estudiar cada caso concreto en que deban custodiar a un menor no acompañado más allá de las primeras actuaciones de atención y traslado ante los órganos especializados en la determinación de su edad y en su atención. “Recordemos que el mero hecho de encontrar un menor en situación de abandono y no salvaguardar sus derechos hasta su tutorización podría suponer responsabilidad extracontractual in vigilando ante la situación creada, por negligencia, en el cumplimiento de obligaciones alimentarias, de higiene, de salud o de educación mientras se hallen bajo custodia policial de quienes no están especializados en el tratamiento policial del menor ni en la gestión de educadores y servicios sociales.”

“Cataluña acoge a inmigrantes menores sin tener los recursos oportunos. El efecto llamada es muy potente y cada vez llegan más inmigrantes a nuestras provincias a la espera de una vida mejor. “

Desde CSIF estudiaremos la viabilidad de activar los mecanismos legales para exigir el inmediato cumplimiento de las obligaciones de DGAIA y de denunciar, en su caso, la inacción de los responsables de la salvaguarda de dichos menores. La falta de medios de respuesta que se alega actualmente no puede concluir con una custodia del menor en dependencias policiales, puesto que esto vulnera todos los derechos de protección del mismo.

Esperamos una pronta solución a este problema y sobretodo que se establezcan los adecuados mecanismos para que no se vuelvan a repetir estas situaciones.