CSIF denuncia la agresión a tres funcionarios en el CP de Brians 2
23 de Noviembre de 2021

CSIF denuncia la agresión a tres funcionarios en el CP de Brians 2

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, denuncia la agresión de un interno a tres funcionarios del Centro Penitenciario de Brians 2 (Barcelona).

Sucedía ayer por la mañana cuando le comunicaban a un interno una sanción que debía cumplir. El interno se puso muy nervioso y empezó a gritar. Entonces, el jefe del módulo, para que no alterara la convivencia, lo intentó apartar y el preso le pegó un puñetazo en el brazo. El jefe, viendo que se estaba poniendo agresivo, activó un código 1, por alteración del orden, y el interno le dio un puñetazo que le hizo caer al suelo. Estando en el suelo, le propinó patadas en el cuerpo. A su auxilio fue una funcionaria a la cual también le pegó un puñetazo, tirándola al suelo igualmente y dándoles patadas ahora a los dos funcionarios que estaban desmoronados. Acto seguido, se fue al cuarto donde se guardan utensilios de limpieza, cogió un palo de escoba y lo partió por la mitad para amedrentar a los funcionarios. Llegó una tercera funcionaria para intentar reducirlo y también resultó agredida, en menor medida.

Según CSIF, “el interno es un inadaptado regimental. En 15 meses de prisión acumula 20 partes disciplinarios, 8 por alteraciones del orden, 3 por intervención de objetos prohibidos y otros tantos que se reparten entre incendios y/o autolesiones. Es una ironía haberle salvado la vida y luego recibir este agradecimiento”.

Apenas unos minutos más tarde, otro interno prendía fuego a su celda. La plantilla de trabajadores del DERT y los servicios médicos pudieron salvar su vida.

El CP de Brians 2 pasa por momentos muy complicados. La situación sanitaria del recinto es de auténtica preocupación: módulos aislados y/o confinados, suspensión de actividades, limitación de comunicaciones y medidas preventivas que chocan directamente con la convivencia y, por ende, con la seguridad de la plantilla. CSIF sostiene que, en el momento actual, no deben permitirse restricciones presupuestarias y que debe dotarse de más efectivos al centro.

CSIF lleva años exigiendo la máxima dureza para los agresores, el reconocimiento de los funcionarios penitenciarios como autoridad, el cumplimiento taxativo del protocolo de agresiones, y que todas las agresiones sean puestas en conocimiento de la autoridad judicial pertinente, y exige la derogación inmediata de la circular 2/2021, “que protege al agresor y que tanto daño está causando a los trabajadores penitenciarios”.

(Se adjunta comunicado de CSIF Prisiones)