CSIF denuncia que crecen los contagios en el Centro Penitenciario de Mujeres de Barcelona y siguen sin hacer un cribaje
15 de Enero de 2021

CSIF denuncia que crecen los contagios en el Centro Penitenciario de Mujeres de Barcelona y siguen sin hacer un cribaje

12 internas y 5 profesionales positivos en Covid-19

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, denuncia que crecen los contagios en el Centro Penitenciario de Mujeres de Barcelona ya que las comunicaciones especiales siguen en funcionamiento y, aún la situación actual, no se han restringido.

CSIF lleva tres meses pidiendo la suspensión inmediata de las comunicaciones especiales en los centros penitenciarios de Cataluña, y así consta a las actas de la Secretaria de Medidas Penales.

Hasta ahora, con un poco de azar y una gran dosis de profesionalidad de los trabajadores penitenciarios, los resultados estaban siendo bastante buenos y solo el brote en el Centro Penitenciario de Puig de las Basses y de Mas de Enric habían sido las notas negativas de la segunda y tercera ola causadas por la Covid-19, pero esta semana la situación ha cambiado. Concretamente en un centro pequeño como es el Centro Penitenciario de Mujeres de Barcelona, donde desde el lunes, cuatro internas han tenido que ser aisladas del resto de la población reclusa por haber dado positivo en coronavirus. El contagio se provocó después de un vis a vis de una de ellas.

Automáticamente se confinó el módulo y se procedió al traslado de las internas al Centro Penitenciario de Brians 1. Lo que no ha sido tan automático ni tan diligente ha sido la actuación de la dirección del centro ya que, hasta ahora, no se ha procedido a un cribaje para hacer las pruebas PCR a toda la población reclusa y a los trabajadores penitenciarios para controlar la propagación del virus, y sólo se han realizado las pruebas a los contactos estrechos de las internas afectadas, a pesar de que el delegado de CSIF en el centro le ha reiterado a la directora la petición, pero ésta ha hecho caso omiso.

En un centro pequeño como el CP de Mujeres es muy complicado poder asignar un servicio fijo a los funcionarios, que han de rotar por diferentes departamentos, hecho que dificulta todavía más la posibilidad de evitar los contagios. Para CSIF, “esto ya tendría que ser un motivo suficientemente de peso como para no dudar en hacer pruebas a todos los trabajadores. Parece ser que cuando hablaban de prevención nuestra directora no estaba presente. No se ha realizado un cribaje en el centro y sólo se les han hecho pruebas a los contactos directos”.

72 horas más tarde, la situación ha empeorado y ya se contabilizan 12 internas infectadas y trasladadas a otros centros de Cataluña y 5 profesionales penitenciarios, que después de hacerse las pruebas serológicas han dado positivo, con la previsión de que este número crezca.

CSIF exige a la dirección del CP de Mujeres que actúe, de inmediato, según sus funciones y vele por la seguridad de trabajadores, familiares e internas. Además, exige al Secretario de Medidas Penales, Amand Calderó, que abandone el discurso optimista y opte por la cautela, corte las comunicaciones especiales y coordine con Sanidad todas las pruebas necesarias para este centro.