CSIF exige el cese del subdirector médico del CP de Ponent
16 de Diciembre de 2020

CSIF exige el cese del subdirector médico del CP de Ponent

En el centro penitenciario se han realizado test a los internos, pero no a los trabajadores

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, exige el cese del subdirector médico del Centro Penitenciario de Ponent (Lleida), ya que es éste el que ha de solicitar la realización de las pruebas como responsable médico del centro.

El pasado 11 de diciembre se detectó un brote de coronavirus en el módulo 5 del CP de Ponent con 3 internos detectados. Después de un cribado masiva, a día de hoy, se le han sumado 14 positivos, llegando a un total de 17. Pero son cifras que atañen sólo a internos ya que CSIF denuncia que en este centro penitenciario se realizan test a los internos, pero no a los trabajadores. Para el sindicato esto esinsultante y un desprecio de la administración hacia sus trabajadores. Se han hecho test a los internos pero no a los trabajadores del módulo” y solicitan un cribaje masivo a todos los funcionarios lo antes posible. “No podemos entender como no se aplica en los centros penitenciarios los criterios que si se aplican en otros ámbitos: residencias, escuelas, barrios enteros, etc. En Lleida ciudad se realizan cribajes masivos a diario”.

“Volvemos a constatar que a nuestro departamento no les interesa saber la realidad de la incidencia del virus en nuestros centros, poniendo en riesgo la salud de los trabajadores y sus familias. CSIF reiteró la petición que, tal y como se hace en otros centros penitenciarios del Estado, de que se realizara una criba masiva para determinar el alcance total de este brote. La medida adoptada por los responsables del centro fue la de confinar el módulo y obviar la petición que CSIF. Ahora sufrimos las consecuencias de esta actitud. No es el momento para hacer experimentos”.

“Lo único que pedimos es que se establezca un mecanismo en el que, ante un brote, se dé la opción a los trabajadores de hacerse una prueba para quedarse tranquilos y poder controlar mejor las dimensiones del contagio. Los trabajadores afectados no entienden las excusas administrativas, de que, a efectos de salud, los internos dependen del Departamento de Salud y los funcionarios del Departamento de Justicia. Lo único demostrable es que, ante la misma situación, a los internos se los realizan las pruebas y a los funcionarios no”.

CSIF exige el cese del subdirector médico del CP de Ponent y que, de una vez por todas, la dirección fije como objetivo prioritario la defensa de la salud de sus trabajadores para garantizar también la protección de sus familias ante la pandemia.