La MUGEJU anuncia la firma de un nuevo convenio con las entidades médicas
CSIF vuelve a hacer un llamamiento a la MUGEJU para que esté vigilante sobre el cumplimiento del convenio, en especial, con las prácticas de recortes en cuadros médicos y en centros de atención y hospitales.
25 de Octubre de 2019

CSIF advierte que este convenio no tiene plena eficacia para todos los mutualistas, en especial para aquellos miles de mutualistas que residen en poblaciones de menos de 20.000 habitantes y que sufren la falta de concierto entre la MUGEJU y algunas CCAA para el uso de los servicios públicos de atención primaria y urgencias.

Miles de mutualistas se ven obligados a abonar previamente el uso de servicios públicos de salud y a solicitar posteriormente a las entidades el reintegro de esas cantidades. La MUGEJU se debe comprometer ya a resolver el problema, bien firmando dichos convenios; o bien sufragando el coste del servicio médico de forma directa para luego repercutirlo a las entidades médicas.

CSIF recuerda que el convenio contiene una definición de la “urgencia vital” que prácticamente supone el abono de la atención médica por parte del mutualista cuando tiene un accidente.

El concepto de “urgencia vital” no debería basarse, como se hace, en el criterio que a posteriori emite el facultativo que atiende al mutualista en el hospital público que le recibe directamente de la ambulancia, sino exclusivamente tener en cuenta las circunstancias en las que se produjo el aviso a los servicios de urgencia, porque es en ese momento donde hay que tomar la decisión, y el mutualista ni es facultativo y ni debe poner en riesgo su vida por temor a la obligación de reintegrar el servicio prestado.

Todas estas cuestiones junto con otros temas más técnicos deben ser objeto de debate y reflexión transparente entre todos los mutualistas a través de sus representantes de cara a la renovación del convenio en los próximos años.

CSIF lamenta, una vez más, la decisión unilateral de cambiar los órganos de control de la Mutualidad operada por decreto este mismo año

Con sus imperfecciones, que se podían haber salvado con una reforma parcial y consensuada de algunos aspectos de su funcionamiento, la Asamblea General elegida por todos los mutualistas tenía mucha más fuerza y legitimidad democrática que el actual Consejo General donde su composición, componentes y forma de elección han sido decididas por el Ministerio.

La Asamblea General podría haber funcionado asegurando que los titulares de la Mutualidad, quienes cotizan, tuvieran en sus manos el control de la acción de la MUGEJU y participar de sus decisiones.

En la elección de sus miembros ni siquiera se han cumplido los requisitos de representatividad y de experiencia en la MUGEJU que la propia Gerencia propuso en su día a las organizaciones sindicales para la selección de sus miembros.

Por todo lo anterior, CSIF ha recurrido la elección de los miembros del Consejo General de Mugeju sin dejar de reiterar nuestro llamamiento al Ministerio y a la propia Gerencia para que se sienten a negociar unos órganos de control REAL y efectivo a la MUGEJU que respeten la representatividad real del personal de Justicia.