CSIF convocará movilizaciones si el Gobierno en funciones no garantiza por decreto la subida en enero de 2020
- El sindicato reclama que se agilicen las ofertas de empleo público y estabilización: la EPA revela una temporalidad del 27,7 por ciento en el sector público, superior en más de un punto a la del sector privado

28 de Octubre de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, exigió hoy al ministro en funciones de Política Territorial y Función Pública, Luis Planas, que garantice por decreto la subida salarial para 2020, a partir del 1 de enero, para que las nóminas de los empleados públicos no se vean afectadas por el retraso en la formación de Gobierno. De lo contrario, CSIF llevará a cabo movilizaciones.

En una reunión hoy con Planas, el presidente de CSIF, Miguel Borra, ha subrayado que el Gobierno puede aprobar esta subida por la vía del Real Decreto Ley, al igual que el año pasado, pese a que los Presupuestos se encontraban también prorrogados. El hecho de estar en funciones no es impedimento, ya que recientemente aplicó un RDL para las entregas a cuenta a las comunidades autónomas, que esta misma semana fue convalidado por la Diputación Permanente.

Desde CSIF, también hemos exigido que se agilicen las ofertas de empleo público y de estabilización de plazas interinas, teniendo en cuenta que aún queda por resolverse la mitad de la oferta de 2018 y prácticamente toda la de 2019. Además, solo se han puesto en marcha los procesos de estabilización para el 20 por ciento de las plazas contempladas y hay unos 300.000 interinos a la espera.

En este sentido, desde el sindicato denunciamos el abuso en la contratación temporal que siguen sufriendo los trabajadores de la administraciones públicas tal y como reconoció recientemente la abogada general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Situación preocupante

La situación es preocupante si se tienen en cuenta los datos del tercer trimestre de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados hoy, que revelan que desde el inicio de la crisis el sector público arrastra una pérdida de 77.900 empleos. Además, estas cifras muestran que la temporalidad en el sector público se sitúa en un 27,7 por ciento, 1,4 puntos por encima de esta tasa en el sector privado.

El pasado 10 de octubre, CSIF celebró su IX Congreso General Nacional y se marcaron las siguientes líneas de trabajo para los próximos años, que hemos trasladado hoy al ministro:

Negociación de un nuevo acuerdo de mejora de empleo y condiciones laborales y retributivas de las personas trabajadoras de las administraciones públicas (recuperación de la estructura salarial previa a la bajada de 2010 y equiparación salarial); 35 horas semanales en todas las administraciones públicas; jubilación voluntaria a los 60 años a todos los empleados públicos; reversión de los servicios públicos externalizados y reforma de la Ley Orgánica de la Ley Sindical.