Función Pública da marcha atrás y elimina el recorte de los moscosos de los empleados públicos
El BOE publica hoy una nueva resolución sobre Jornada y Horarios de trabajo, que también incluye una bolsa de horas para el cuidado de hijos, mayores y personas con discapacidad
01 de Marzo de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha logrado que el Gobierno dé marcha atrás y rectifique el recorte de los días de asuntos propios de los empleados públicos, los denominados moscosos, fijados en 6 al año por regla general.

Así se recoge en una Resolución del Ministerio de Política Territorial y Función Pública sobre “Jornada y Horarios en la Administración General del Estado y en sus Organismos Públicos” -que publica hoy el BOE- y que elimina el requisito de que los moscosos sean proporcionales al tiempo trabajado, que en la práctica suponía un recorte de estos días.

A principios de febrero, CSIF -tras recibir numerosas quejas de afectados a los que les estaban ‘racaneando’ sus moscosos coincidiendo con su jubilación- denunció una instrucción distribuida entre los diferentes ministerios que interpretaba de manera cicatera el disfrute de los moscosos.

Para más ‘inri’, esta disposición citaba de manera expresa los días de libre disposición de las mujeres víctimas de violencia de género, a los que aplicaba el mismo criterio de proporcionalidad, tras la reincorporación de una excedencia. Lo mismo ocurría con los moscosos de las personas que volvían a trabajar tras una excedencia por cuidado de familiares.

Pues bien, tras la denuncia de CSIF (que en el pasado día 19 presentó un recurso Contencioso Administrativo para exigir la anulación de esta instrucción), el BOE finalmente ha publicado esta resolución sobre Jornada y Horarios en la que no hay ni rastro de estos recortes.

En total, se trata de seis días de permiso por asuntos particulares, al que se añaden dos días más al cumplir seis trienios en la Administración, más un día extra adicional por cada trienio cumplido a partir del octavo, todos ellos sometidos a la previa autorización del superior y a las necesidades del servicio.

CSIF se felicita de que finalmente el departamento de Meritxell Batet haya entrado en razón y atienda esta reivindicación, que responde a una conquista laboral histórica de los empleados públicos que se remonta a los años 80, como contraprestación a las congelaciones de sueldo que siempre sufrimos cuando llegan las épocas de crisis. En todo caso, CSIF seguirá vigilante para velar por el cumplimiento de esta resolución.

En la Administración, los días de permiso por asuntos particulares aprobados en 1983 -los denominados moscosos- no estaban vinculados al periodo trabajado y, por tanto, no estaban sometidos a prorrateo ni eran proporcionales al tiempo de servicio, como planteó después el Ministerio de Política Territorial. Estos días, se disfrutan desde 1983 cuando el entonces ministro de la Presidencia, Javier Moscoso, los aprobó para compensar a los empleados públicos por la pérdida del poder adquisitivo, puesto que los sueldos no se incrementaban al ritmo del IPC.

Los moscosos fueron recortados en 2012, durante la crisis económica y posteriormente, tras la presión de sindicatos como CSIF, fueron devueltos en reconocimiento por el esfuerzo realizado por los empleados públicos durante estos años de recortes.

BOLSA DE HORAS

Por otra parte, como novedad, el BOE recoge también hoy el establecimiento de un sistema de bolsa de horas para fomentar la conciliación. En virtud de este sistema, los empleados y empleadas públicas pueden disponer de horas equivalentes a un 5 por ciento de la jornada anual para el cuidado de hijos menores de edad, para la atención de personas mayores y de personas con discapacidad hasta el primer grado de consanguinidad.

CSIF ha logrado que estas horas sean acumulables en jornadas completas, lo que equivale hasta un total de 11 días, que luego se deben recuperar en un plazo máximo de tres meses.

El Gobierno pretendía también recortar esta medida para promover la conciliación, firmada por el sindicato el año pasado, en esta misma Resolución sobre Jornada y Horarios, ya que establecía en 30 horas el tope máximo de horas acumulables en lugar de las 80 horas acordadas. Finalmente, la bolsa de horas se aplicará sin restricciones.