El Congreso aprueba una subcomisión para la Estrategia Nacional de Justicia, como reivindica CSIF
CSIF presentará sus propuestas para favorecer la agilidad de la Justicia y avisa que solo aceptará un Registro Civil gestionado por funcionarios de este ámbito
20 de Diciembre de 2016

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato mayoritario en el sector de la Justicia, valoró hoy de manera positiva la subcomisión creada en el Congreso de los Diputados para el estudio y definición de una Estrategia Nacional en este ámbito.

A lo largo de los últimos años, CSIF ha reclamado de manera reiterada la necesidad imprescindible de un pacto social, político y profesional por la Justicia, que cuente con la participación real y la opinión de todos los operadores (letrados, cuerpos generales y cuerpos especiales) para afrontar con eficacia los problemas que afectan a esta Administración.

En este sentido, CSIF está trabajando ya en un documento de propuestas, que presentará a lo largo de las próximas fechas, con el objetivo de que se tenga en cuenta en el marco de la subcomisión recién creada.

Este documento abordará cuestiones dirigidas a mejorar el servicio público de la justicia, para que esta Administración funcione con agilidad respondiendo a las necesidades de nuestros ciudadanos con eficiencia; mejorar la organización y las condiciones del colectivo de profesionales y favorecer la dimensión social y la seguridad jurídica, en línea con los objetivos marcados por esta subcomisión.

Y es que el pacto no será eficaz sin la participación de los funcionarios en ámbitos que consideramos fundamentales como la mediación, el caos digital o el registro civil. CSIF seguirá defendiendo un modelo de Administración de Justicia como servicio público esencial donde se invierta en el potencial de los Cuerpos de funcionarios al servicio de la Administración de Justicia y en medios materiales adecuados, siendo esta la única fórmula para evitar la privatización de parte de la Administración de Justicia.

Asimismo, CSIF sigue reivindicando un Registro civil público, electrónico, único en su gestión, descentralizado en su funcionamiento y moderno en su estructura y organización que aproveche la experiencia, la formación y el potencial del personal de Justicia que viene prestando sus servicios en el Registro civil desde hace 146 años.