LA MATRONA COMO GARANTE DE CALIDAD EN LA SALUD SEXUAL, REPRODUCTIVA Y MATERNAL DE LA MUJER EN TIEMPOS DE COVID-19
05 de Mayo de 2021

Este día 5 de Mayo, se celebra el día Internacional de la Matrona.

Según la OMS,” la matrona es un profesional reconocido internacionalmente, en todos los sistemas sanitarios, una mayor inversión en matronas a nivel mundial, en las comunidades, como un derecho humano básico, contribuye a mejorar el bienestar de las madres y los recién nacidos, permitiéndoles acceder a cuidados de calidad, que disminuyen la mortalidad materno-infantil “

Desde CSIF, queremos reivindicar su figura como profesional fundamental y parte integrante esencial, dentro de los equipos de trabajo donde desarrollan su actividad, así como en del Sistema Nacional de Salud.

Desde CSIF, queremos poner en valor y agradecerles el papel esencial que han desarrollado durante la pandemia. Ha sido un año repleto de retos profesionales, donde han tenido que adaptar su experiencia y conocimientos a marchas forzadas, a las nuevas necesidades y demandas sociales, como Especialistas Obstétrico-Ginecológicas

Han modificado su forma de trabajar en entornos de trabajo cambiantes y diferentes, sin equipos de protección adecuados, todo ello sin perder la perspectiva de prevención, promoción y seguridad a la población que atienden. Han tenido que sustituir, ante las restricciones de visitas en los centros sanitarios, a los acompañantes de las mujeres en proceso de parto, apoyando y garantizando la experiencia de un parto positivo, dándoles seguridad, venciendo sus miedos e inquietudes y su soledad en estos momentos tan vitales.

Tiremos de Historia….

Es la primera Especialidad Enfermera en desarrollarse. En el R.D de 3 de julio (BOE 1/8/1987), se crea la Especialidad de Enfermera Obstétrico-Ginecológica. En 1992, se aprueba su programa formativo específico, que cuenta con legislación propia. Siendo en 1998 cuando se convoca en nuestro país, su primera prueba selectiva de Formación Sanitaria Especializada (E.I.R)

Por lo tanto, es una profesión autónoma con competencias y habilidades propias.

¿Conoces todas las funciones que realizan?

Son los profesionales dentro del SNS, encargados de:

  • Proporcionar una atención integral a la salud sexual, reproductiva y maternal de la mujer, en sus facetas preventiva, de promoción, de atención y recuperación de la salud sexual, en todas las etapas de la vida.
  • Asisten a la madre y al hijo durante el embarazo y posterior parto, incluyendo la fase de puerperio normal y la atención al recién nacido sano hasta el 28 día de vida.
  • Asesoran en materia de anticoncepción, realizando educación para la salud materno-infantil, a nivel individual con familias y comunidades, proporcionando consejos afectivos sexuales a jóvenes y familias.
  • Realizan actividades docentes, formando a residentes, e investigadoras encaminadas a mejorar su actividad profesional, junto con su labor asistencial.

Si tienen un ámbito de actuación tan amplio y reconocido en cuanto a competencias profesionales…

¿Por qué no se corresponde con el número real de puestos específicos propios en los distintos ámbitos asistenciales de Atención Primaria y Especializada que se ofertan y que ocupan actualmente, en el SNS?

Si analizamos el ratio de matronas por CCAA por cada 100.000 mujeres en el SNS, existe gran variabilidad ( Fuente informe sobre profesionales de enfermería .Oferta necesidad 2010-2025). Cantabria, con bastante diferencia, es la que cuenta con más enfermeras especialistas en Obstetricia y Ginecología en la Sanidad pública, unas 80 matronas por cada 100.000 mujeres, seguidas de Ceuta, Melilla, Navarra, Aragón y Comunidad Valenciana, ocupando los últimos puestos Madrid, Andalucía, Asturias y Cataluña con apenas 20 matronas /100.000 mujeres . Ratios muy alejados de otros países de la U.E que cuentan con 69,8 matronas por cada 100.000 mujeres.

Esto demuestra, que según el servicio de salud autonómico al que se acuda, las plantillas cuentan con un número bastante deficiente de matronas para realizar la atención integral a las mujeres a nivel sexual, reproductivo y maternal.

El SNS está compuesto por 8.531 matronas, lo que supone una ratio de 0,18 profesionales por 1.000 habitantes .De éstos, un 91% son mujeres y un 9 % hombres. Por rangos de edad, un 48 % tiene entre 36 y 50 años; un 34 % entre 51 a 65 y un 18 % se sitúa entre los 20 y los 35 años.

Si tenemos en cuenta el ámbito asistencial en el que desarrollan sus competencias, el déficit en el número de matronas, es bastante mayor en A. Primaria, afectando más a las zonas rurales (donde 1 único profesional debe atender varios centros de salud), que en A. Especializada, centrando su actividad exclusivamente en la parte asistencial.

Desde CSIF, en su día Internacional, queremos no solo darles visibilidad, sino exigir y reivindicar la necesidad de conocer sus funciones propias, reconocer la labor que desempeñan en el S.N.S, solicitar el aumento de plantilla de estos profesionales y la reconversión y catalogación de puestos de enfermeras generalistas para que sean ocupados exclusivamente por matronas, al ser el profesional más adecuado y competente para ello en:

  • Consultas de Ginecología, Obstetricia y Planificación Familiar, fertilidad y anticoncepción.
  • Unidades de Hospitalización Obstétrico –ginecológicas
  • Servicios de Urgencias de Maternidad.
  • Mayor número de plazas y reconocimiento en Atención Primaria, para potenciar más su figura preventiva, educadora y promotora de salud sexual positiva.
  • Destacar sus funciones de liderazgo, dirigiendo equipos multidisciplinares, no solo en Unidades Obstétrico- Ginecológicas, sino como directivos de centros de A.P.

La evidencia actual, demuestra que las mujeres que reciben cuidados continuados por matronas, tienen un 24% menos posibilidades de tener un parto prematuro, un 19% menos de posibilidades de perder al bebé antes de la semana 24 y un 16% menos de posibilidades de perder a su bebé durante el embarazo.

Al igual que es necesario una equiparación homogénea en todas las CCAA en cuanto a la necesidad de crear más puestos de trabajo, más plazas EIR de su especialidad, también es necesario una remuneración y equiparación salarial igualitaria en todas las CCAA. No puede ser que se remunere a estos profesionales de manera desigual. Es necesario un mayor reconocimiento económico. A igual trabajo y competencias, igual salario.