Última moda en prevención de riesgos laborales: Calentar antes de trabajar
22 de Diciembre de 2010

ÚLTIMA MODA EN PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES: CALENTAR ANTES DE TRABAJAR

La última moda en prevención de riesgos laborales ha sido puesta en marcha por una empresa andaluza cuyos trabajadores deben comenzar su jornada con ejercicios de calentamiento y finalizarla con otros de estiramiento, todo ello con el objetivo de evitar lesiones musculares y esqueléticas.

De este modo, los empleados realizan a diario -en un parque infantil de Málaga- veinte minutos de entrenamiento que les permite favorecer su movilidad y preparar la musculatura antes de comenzar a trabajar, mientras que el estiramiento les ayuda a disminuir de manera paulatina la tensión que han acumulado durante el día.

Los ejercicios más efectivos se centran en cuello, espalda y antebrazos -que suelen ser las zonas más dañadas- aunque además se debe procurar entrenar los hombros y las piernas, ha informado Iranzu Azcona, la fisioterapeuta que ha explicado a los trabajadores las soluciones prácticas para prevenir lesiones.

Sin embargo, ha advertido de los riesgos que, como toda actividad física, estas sesiones pueden suponer en caso de que se realicen de manera brusca, lo que conllevaría roturas fibrilares, contracturas o los llamados "tirones musculares".

Mantener la espalda lo más recta posible, colocar los brazos a la altura del pecho y alejarlos del cuerpo al realizar las tareas son las reglas básicas a tener en cuenta durante la jornada de trabajo.

En este sentido, el 74% de los empleados se queja, sobre todo, de dolores de espalda y, mientras que la zona lumbar es la más débil, las rodillas constituyen una de las estructuras que se lesionan con mayor frecuencia.

Azcona, que ha entrenado a unos veinte jardineros del área de Medio Ambiente de Sando, la empresa constructora que ha desarrollado esta iniciativa de prevención, ha afirmado que el objetivo es evitar tanto lesiones agudas -que suelen ser súbitas- como crónicas -generadas por la tensión acumulada durante un periodo de tiempo-.

Por su parte, el director de prevención de esta firma, Federico Artola, ha destacado que el 95% de los accidentes laborales leves se producen como consecuencia de hábitos mal adquiridos o posturas forzadas, lo que se traduce en daños como lumbalgias y tendinitis.

En total, cerca de 450 trabajadores de distintos sectores de Sando -jardinería ornamental, construcción, actividades forestales y explotaciones agrarias, entre otras- participarán en esta campaña de concienciación, que comenzó en marzo con un estudio de las lesiones más frecuentes que sufren los empleados y que durará un año.

José Manuel Cabrera, uno de los jardineros que ha comenzado estas prácticas para la prevención de riesgos, ha subrayado la importancia del proyecto, y ha mostrado su satisfacción al respecto, puesto que, según ha reconocido, conocen "poco" la teoría.

"Aunque puede dar un poco de pereza entrenar cada mañana, es cuestión de esforzarse y concienciarse, dado que resulta necesario para nuestro bienestar", ha matizado.

El Correo