CSIF Participa en la consulta pública previa a la reforma de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género
09 de Noviembre de 2021

Con respecto a la consulta previa, desde CSIF vemos necesario:

  • Fijar ratios mínimas del personal que atiende a mujeres víctimas (personal de todos los sectores relacionados con el artículo 19 de la ley 1/2004)
  • Se necesitan más y mejores medios en la Administración de Justicia para atender a las víctimas y reducir el tiempo de respuesta en los juzgados, insistimos en las ratios en este ámbito. Los esfuerzos en atajar el problema desde la base son fundamentales, pero no se puede dar la espalda a que la Pandemia del Covid19 también ha afectado a los recursos públicos y en particular a los destinados a la atención de las mujeres que sufren este problema.
  • Pese a que, en la actualidad en España, existen 459 Juzgados de Violencia sobre la mujer, sólo 106 son exclusivos. El Gobierno debe hacer un esfuerzo especial para crear más órganos judiciales exclusivos en materia de violencia de género, se debe fijar cuantos debe haber como mínimo.
  • Es necesario facilitar a las víctimas una verdadera Justicia de proximidad y, en este sentido, una medida complementaria a la creación de Juzgados exclusivos es el incremento de las plantillas de los órganos judiciales de cabeceras de partido donde existen juzgados mixtos (de primera instancia e instrucción) con poco personal para asumir, además, las competencias muy especializadas en materia de violencia sobre la mujer.
  • Es necesario incrementar la dotación de personal en las Oficinas de Atención a las Víctimas y en los equipos psicosociales para conseguir mayor eficacia, rapidez y eficiencia al servicio que prestan a las víctimas. Debemos actuar en dos líneas: la incorporación de personal especializado (personal de psicología, trabajadoras/es sociales, Forenses, etc…) y la formación del personal de los Cuerpos Generales de la Administración de Justicia para dar un mejor servicio integral y una mejor atención a estas mujeres y hacerlo en todas las provincias pues debe tratarse de un servicio próximo. Insistimos en el cálculo de personal necesario según necesidades para que el servicio ofrecido sea siempre de calidad.
  • Debe haber programas específicos en toda la administración pública en materia de formación en asistencia a las víctimas y especialización en los perfiles.
  • Insistimos en la necesidad de crear la figura del delegado/a sindical especializada en Igualdad y contra la violencia de género en cada centro de trabajo (como figura asimilada a la de prevención de riesgos laborales) para que acompañe y asista, tanto en el ámbito público como en el sector privado, a las mujeres víctimas de violencia de género, les informe sobre sus derechos laborales en esta situación y vigile el cumplimiento de los mismos ya que en muchas ocasiones los desconocen y por lo tanto no pueden hacer uso de ellos.

No obstante, desde CSIF incidimos en la importancia de poder hacer aportaciones al borrador del nuevo texto que se elabore una vez haya finalizado el plazo de consulta pública previa a la reforma de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.