CSIF expone a la EU-OSHA la problemática en la gestión de prevención de riesgos laborales en el ámbito sanitario y en bomberos
La reunión que estuvo presidida por la Directora General de la Agencia Europea de Seguridad y Salud, Christa Sedlastchek, se enmarcó dentro de la Campaña Europea 2018-2019 “Trabajos saludables: Alerta frente a sustancias peligrosas” de EU-OSHA.
01 de Marzo de 2019

CSIF expuso los problemas existentes en el cumplimiento de la prevención de riesgos laborales en el ámbito sanitario, como son:
• Falta de coordinación en esta materia lo que supone grandes diferencias en la protección de las personas trabajadoras de unas CCAA a otras. No hay forma de conocer el nivel de protección no ya de cada centro sanitario sino dentro de cada Comunidad autónoma. Esta falta de coordinación deriva en una falta de homogeneidad en la protección de los profesionales en el ámbito sanitario en general.
• Insuficientes medios y recursos humanos de la Inspección de trabajo. Los datos muestran que España tiene la mitad de inspectores de trabajo que la media europea y así es muy difícil abordar la casuística que se produce en el control de la actividad laboral entre las que se encuentra la salud laboral y la seguridad en el trabajo.
• Asimismo, hace falta una perspectiva de género en materia de prevención de riesgos:
o Son necesarios estudios relacionados con la influencia de indicadores disruptivos en la salud laboral de la mujer, para posteriormente establecer los límites de exposición profesional a agentes químicos para ambos géneros. El cálculo de los valores límites ambientales, en relación con los productos químicos, están en su mayoría determinados por las características fisiológicas de los hombres, no estando siempre muy claro su incidencia sobre las mujeres.
o Utilización de equipos de protección individual (epi) adaptados a la anatomía y fisonomía de las mujeres, que son en su mayoría en el personal sanitario.
o Diseño de puestos de trabajo (organización de los espacios, los horarios y los equipos) teniendo en cuenta la perspectiva de mujer y no solo el modelo masculino como hasta ahora.
o En materia de protección al embarazo y periodo de lactancia (Directiva 92/85/CEE), se debería contemplar también la protección de ambos progenitores trabajadores en los procesos de reproducción asistida, favoreciendo así el problema de demografía actual.
o Se señaló la necesidad de actualizar el estudio sobre valoración de riesgos laborales en el embarazo y la lactancia que no se toca desde el año 2008.

• Insuficiente concienciación y formación en los riesgos y medidas de protección en el manejo de sustancias peligrosas.
Dentro de las propuestas de estudio, CSIF propuso varios:
• Evaluación y gestión efectiva del riesgo ante las exposiciones a sustancias peligrosas en el ámbito sanitario.
• Estudio para establecer los valores límites para sustancias peligrosas y demás agentes químicos teniendo en cuenta que la posibilidad de respuesta toxicológica pueda ser diferente entre las mujeres y los hombres. • Vigilancia de la salud de calidad, exhaustiva y minuciosa en relación con patologías relacionadas con radiaciones y/o con sustancias peligrosas. • Estudio epidemiológico de las patologías derivadas de trabajadores sensibles frente al contacto con sustancias peligrosas para valorar nuevas enfermedades profesionales y medidas de protección. • Estudio en el que se valore la exposición frente a sustancias peligrosas bajo la influencia de elevados riesgos psicosociales. • Nuevos métodos y sistemas de información y formación, en especial, en materia de manejo de sustancias peligrosas (químicas, biológicas y radiactivas), entre las que se incluyen los medicamentos peligrosos que pueden generar enfermedades muy graves como el cáncer. • Nuevos protocolos de vigilancia de la salud frente a sustancias peligrosas. • Actualizar el catálogo de enfermedades profesionales derivadas del contacto con sustancias peligrosas y radiación Por otra parte, CSIF puso encima de la mesa la posibilidad de incluir las cuestiones relativas a la prevención y a la salud laboral dentro de la actividad de la futura Autoridad laboral Europea sobre la que recientemente se ha alcanzado un acuerdo político entre la Comisión, el Parlamento y el Consejo. CSIF destacó la importancia del intercambio de buenas prácticas dentro de la UE algo en lo que la OSHA contribuye de manera importante. Se presentaron las diferentes campañas que ha puesto en marcha en materia de sustancias peligrosas en relación con el trabajo del colectivo de bomberos (también aquí) y personal de ámbito sanitario. Además de la participación en las campañas anteriores de la OSHA en años anteriores sobre trabajos saludables en cada edad, y gestionemos el estrés.
Los representantes de la OSHA se mostraron muy receptivos a las propuestas de CSIF y abrieron la puerta a una más estrecha colaboración entre la agencia y el sindicato. Solicitó la implicación de CSIF a través de la remisión de nuestras iniciativas para que puedan ser incluidas en el diario de actividades realizadas dentro de la campaña.