CSIF se concentró este miércoles 20 ante la Consejería de Presidencia para exigir a la Junta respeto a los empleados públicos
21 de Junio de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Castilla y León se concentró ayer día 20, a las 12:00 horas, frente a la Consejería de Presidencia, para exigir al Gobierno regional una negociación comprometida que permita recuperar los derechos arrebatados en estos años, como las 35 horas semanales para todos, con un compromiso de que haya sustituciones.

También reclamó una negociación de una oferta de empleo público que inicie la recuperación del personal que se ha suprimido; el cobro íntegro de retribuciones desde el primer día que el trabajador sufra una incapacidad temporal; o la equidad retributiva entre administraciones públicas, por ejemplo, con la negociación e implantación de la carrera profesional. En resumen, “abrir una negociación seria y rigurosa para la mejora de los servicios públicos y la recuperación de los derechos sociolaborales de los empleados que los prestan”.

CSIF afirma que “no permitiremos a la Junta de Castilla y León que se ría de sus más de 80.000 empleados públicos en toda la Comunidad. Si no pone encima de la mesa un calendario de negociación serio y ambicioso, no lo aceptaremos. Los trabajadores de la Comunidad no nos vendemos por un par de días, y menos aun cargando el trabajo a los compañeros, como se pretende con la propuesta de flexibilización de horario para el verano. Seamos serios”.

Esta concentración ha sido la primera movilización de otras que puedan convocarse, “si la Junta no cambia de actitud, ya que está bloqueando el cumplimiento de diversos compromisos alcanzados en 2015, encaminados a la recuperación de derechos arrebatados desde el año 2010 y su negativa a articular los emanados del acuerdo nacional de marzo de 2018”.

Tras varias reuniones celebradas con diversos responsables de la administración Autonómica, CSIF lamenta que “no se hayan puesto encima de la mesa propuestas asumibles, que permitan cumplir los acuerdos pendientes alcanzados con la Junta en 2015 para mejorar y modernizar la Función Pública, y que ratificamos en verano de 2017, lo que evidencia una indiscutible falta de voluntad negociadora”, remarca CSIF.

Ver Galería