CSIF lanza una campaña y una encuesta para detectar las carencias dotacionales de los bomberos de Castilla y León
16 de Febrero de 2018

El objetivo es concienciar al colectivo de bomberos sobre los riesgos laborales a los que se enfrenta, que pueden desembocar en accidentes de trabajo o en problemas de salud. CSIF anima a todos los bomberos a cumplimentar la encuesta, “porque el informe que salga será una herramienta importante” para exigir a las administraciones la mejora de las condiciones laborales y el cumplimiento de la ley de riesgos laborales. En Castilla y León hay unos 950 bomberos profesionales, un número “muy escaso e insuficiente” para atender las necesidades de la Comunidad.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha lanzado una encuesta dirigida a los bomberos para detectar cuáles son los principales riesgos laborales y las carencias de medios y dotaciones. Bajo el lema ‘Que tu trabajo no queme tu salud’, CSIF está promoviendo una campaña nacional de concienciación sobre la prevención de riesgos laborales entre los bomberos, al considerarse que existen diversas deficiencias en cuanto al material, recursos y vehículos, así como por la falta de personal.

Se trata de una iniciativa novedosa, en la que los propios profesionales son los que detectan los principales riesgos laborales a los que se enfrentan, así como las carencias de medios, que pueden desembocar en accidentes de trabajo. El objetivo es promover la cultura de prevención de riesgos laborales y de la vigilancia de la salud, a través de reconocimientos médicos, y la implantación de protocolos específicos “acordes a las características del trabajo del bombero, que se enfrenta a riesgos físicos, emocionales, químicos o biológicos, entre otros”, explica el coordinador de seguridad y bomberos de CSIF Castilla y León, Juan Carlos Prieto.

Entre los temas que se abordan en la campaña, a través de las encuestas realizadas a los profesionales, están el correcto estado de los equipos de protección individual (EPI´s); de los equipos de respiración autónoma y llenado de botellas; de las cuerdas, herramientas y el diverso material que se emplea; de los desfibriladores; o del mantenimiento de los vehículos. También preocupa el desgaste emocional y psicológico que el bombero puede sufrir, ante las vivencias, presiones o incluso amenazas a las que se enfrenta en el día a día. Además, CSIF vigila que se tenga un protocolo de actuación, en caso de que haya que evacuar a algún compañero herido.

Esta encuesta realizada al colectivo permitirá hacer una valoración de la formación que reciben los bomberos, un estudio sobre el personal y plantillas existentes en los parques, y un diagnóstico sobre el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL).

El responsable de los bomberos en CSIF Castilla y León, Juan Carlos Prieto, anima a los bomberos de Castilla y León a cumplimentar la encuesta, “que va a ser una herramienta importante para visualizar la situación del colectivo, y para reclamar mejoras en las condiciones de trabajo”.

En Castilla y León hay unos 950 bomberos profesionales, una plantilla “muy escasa para atender las necesidades de la Comunidad”, lamenta Juan Carlos Prieto, que insta a las administraciones a que pongan solución a la “grave falta de personal existente en la práctica totalidad de los servicios de emergencia y bomberos de los parques municipales, con plantillas que no se cubren”.

El representante de CSIF también alerta de la falta de parques profesionales en las Diputaciones provinciales, “que trata de cubrir su deber de atender el servicio público anti incendios con convenios con parques municipales, a través de voluntarios sin la formación suficiente, o con empresas privadas”.

La encuesta se cumplimenta a través de internet, y se encuentra en la web de CSIF, en el área de Prevención de Riesgos Laborales. Los interesados pueden acceder directamente a la encuesta en este enlace:

https://www.csif.es/contenido/nacional/administracion-local/246172