CSIF denuncia el desmantelamiento de Kronospan y reclama medidas para reactivar la industria en Zamora
11 de Noviembre de 2016

Ante la seria amenaza de desmantelamiento de la empresa Kronospan, en la localidad zamorana de Villabrázaro, la Central la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) rechaza y denuncia la deslocalización de la industria que pretende la dirección, e insta a la Junta de Castilla y León y al Gobierno de España a defender, en la medida de sus competencias, la permanencia de la fábrica, importante para la comarca de Benavente y para toda la provincia de Zamora.

Así lo señala la presidenta de CSIF Zamora, Rosa Herrero, que reclama a la Junta medidas de reactivación industrial en la comarca de Benavente y en la provincia de Zamora, que incentiven el establecimiento de nuevas empresas, necesarias en una provincia con escaso tejido industrial, y con serios problemas de despoblación.

Herrero afirma que CSIF apoyará “todas las reivindicaciones y acciones que, en el marco de la legalidad, tomen las instituciones y las organizaciones sociales para evitar el cierre de Kronospan.

“Ahora es la empresa Kronospan la que quiere marcharse y cerrar, ayer fue GCE y antes han sido otras”, lamenta CSIF, cuando “la provincia de Zamora y la Comarca de Benavente, en particular, están sufriendo una grave pérdida de tejido industrial que compromete seriamente el futuro de los zamoranos”.

CSIF recuerda que el proyecto de la biorrefinería de Barcial del Barco, con un respaldo social importante, no termina de materializarse; o que la falta de incentivos a las empresas hace que polígonos como el de La Marina, en Villabrázaro-San Román del Valle, no se ocupen.

Por ello, CSIF pide medidas como el abaratamiento de los costes de instalación, la reducción del precio del suelo industrial, beneficios tributarios o ayudas financieras para facilitar el asentamiento de nuevas iniciativas empresariales y emprendedoras.