CSIF valora positivamente la titulación de bombero en FP, pero avisa de que no puede ser una excusa para privatizar los servicios anti-incendios
28 de Septiembre de 2016

El sindicato independiente llevaba tiempo exigiendo y negociando con la Junta la incorporación de estos estudios, previstos en la normativa educativa del Estado.

Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) valora “muy positivamente”, la reciente decisión de las Cortes de Castilla y León de incorporar la titulación de técnico de emergencias y protección civil en los estudios de FP de la Comunidad, que en su grado medio reconoce la categoría de bombero. Una reivindicación y una exigencia de CSIF, “en la que llevamos trabajando desde hace tiempo, y que permite reconocer la figura del bombero, contar con mejores profesionales, y regular el acceso de esta profesión”.

Pero a la vez, el sindicato independiente avisa de que “esta titulación de FP no puede servir a la administración de cheque en blanco, para privatizar los servicios contra incendios, que es un servicio público que deben atender las administraciones, y que hay que cubrir con funcionarios que tienen reconocimiento de agentes de autoridad, con todo lo que esto significa a la hora de atender una emergencia”.

Privatizar los servicios públicos de extinción de incendios sería, para CSIF, “una manipulación de las administraciones que no hay que permitir. Que no caigan en la tentación de utilizar la nueva FP de emergencias y protección civil para debilitar, aún más, los servicios públicos”, ha señalado Juan Carlos Prieto, coordinador de Seguridad-bomberos de CSIF Castilla y León.

Prieto remarca la necesidad de que la Ley del Fuego “garantice que los nuevos estudios de FP no se vuelvan contra los intereses de los bomberos funcionarios, ni de los servicios públicos anti-incendios”.

El responsable de CSIF afirma que la titulación de bombero es necesaria para contar con personal profesional y bien formado, que hará más eficaces servicios anti-incendios privados que hay en empresas y otras instalaciones; pero reitera la “urgencia de reforzar las plantillas de los parques de bomberos de las administraciones”.