CSIF propone negociar ya un decreto para revisar salarios y plantillas en la Administración
El sindicato retoma los contactos con Hacienda para consensuar un texto
07 de Septiembre de 2016

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado ha propuesto a la Dirección General de la Función Pública del Ministerio de Hacienda la negociación de una propuesta para la revisión de salarios y actualización de las plantillas en las Administraciones Públicas.

En el escenario de que se produjera una prórroga de los presupuestos por falta de acuerdo político, esta propuesta podría ir contenida en un futuro decreto para facilitar el acuerdo entre los diferentes grupos parlamentarios.

Ayer mismo, los grupos de PSOE y Podemos registraron una propuesta en este mismo sentido en el Congreso de los Diputados que CSIF valora, si bien, se hace preciso iniciar los trabajos para concretar un acuerdo que permita reforzar las plantillas y los servicios públicos, así como mantener la senda de la recuperación de condiciones laborales que se inició el último año.

CSIF de esta manera, ha retomado los contactos e intensificará la interlocución a lo largo de los próximos días con la Administración, que según nos ha trasladado, está estudiando todos los escenarios con la Abogacía del Estado, teniendo en cuenta que la situación que afrontamos es inédita, con un Gobierno en funciones, sin mayoría parlamentaria y que presumiblemente se verá abocado a prorrogar los presupuestos.

En este sentido, CSIF reclama un acuerdo básico que favorezca la gobernabilidad y las reformas que necesita España, frente a la parálisis de los últimos meses, como consecuencia de la falta de acuerdos parlamentarios.

CSIF considera que los empleados públicos y los pensionistas no pueden ser utilizados como moneda de cambio en las negociaciones de cara a la investidura. En este sentido, el sindicato defenderá un acuerdo de legislatura que permita a los empleados públicos regresar, como mínimo, a las condiciones laborales y económicas previas a los recortes de 2010.

Además, urge diseñar una oferta de empleo público que permita mejorar la calidad de los servicios públicos deteriorados durante la crisis. Solo este año, las plantillas de las administraciones arrastran un déficit de 23.500 empleos por la falta de empleo público y desde 2010 se han perdido más de 150.000, a razón de 78 empleos al día.